Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Cooperativas Agro-alimentarias ha decidido otorgar en su Asamblea General su Insignia de Oro a las cooperativas centenarias El Progreso, de Villarrubia de los Ojos, La Humildad, de El Toboso y Santísimo Cristo del Espíritu Santo de Malagón por su contribución a potenciar y promocionar el espíritu cooperativo, por ser entidades centenarias que han sabido trabajar y adaptarse a los tiempos y, sobre todo, porque miran al futuro con compromiso y la firme convicción de seguir elaborando productos de calidad.

COOPERATIVA SANTÍSIMO CRISTO DEL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo

Santísimo Cristo del Espíritu Santo, una de las cooperativas fundadoras de Grupo Montes Norte, nace en 1915 como Sindicato Agrícola de Malagón en este municipio. Un proyecto cuyo objetivo fue ofrecer crédito a sus asociados, fomentar nuevas técnicas de cultivo, dar formación, crear una mutualidad de socorro… En definitiva, una serie de aspectos cuyo eje fundamental era defender sus intereses y cubrir las necesidades de la época: Mutualidad de socorro (la Seguridad Social actual), Sección de Crédito (origen de las Cajas Rurales), Compras de los pocos suministros que existían en aquel entonces apropiados a sus herramientas y aperos y “cordeletas”… Todo ello primando la solidaridad y ayuda mutua y bajo los principios del cooperativismo. Se trata de una cooperativa que sobrevivió a la Guerra Civil Española y cuya actividad no cesó, gracias al compromiso de sus socios y trabajadores.

A finales de los 80 se produjo una renovación importante en la cooperativa con una nueva gestión y puesta en marcha de las fusiones que hoy conforman Grupo Montes Norte. Este año cumple 102 años y la Entidad no ha parado de evolucionar desde sus inicios. Hoy, ya son 7.500 familias y un centenar de trabajadores los que hay detrás de los aceites de oliva y vinos del Grupo, de sus industrias, tiendas de alimentación, tiendas de suministros agrícolas, diferentes secciones y la nueva y recién estrenada Industria para el Aprovechamiento del Subproducto de Almazara.

Una cooperativa que comenzó con 28 socios en Malagón y que cuenta con casi 3.000 repartidos por las provincias de Ciudad Real, Toledo y Badajoz, además de tener un gran Grupo Cooperativo que le respalda junto a otras 9 cooperativas más, todas ellas resultado de más de 30 procesos de integraciones y fusiones realizadas con un objetivo común: aportar un valor añadido a las producciones de sus socios. Factura anualmente unos 33 millones de euros.

COOPERATIVA LA HUMILDAD

La Humildad 1

La Humildad Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha, de El Toboso (Toledo), fundada el 15 de agosto de 1917, con la denominación inicial de “La Dulcinea”, con 35 socios fundadores, y una capacidad de recepción de uva, blanca y tinta, de 600.000 Kg. y un capital social de 30.000 pesetas, repartidas en 300 acciones de 100 pesetas. Con posterioridad pasó a denominarse “Quijote”, y el 22 de mayo de 1951 adoptó su actual denominación.

Según los socios fundadores en el año 1917 manifestaron: "Que con objeto de establecer una mutualidad de servicios y cooperar a la mejor elaboración y aprovechamiento de los productos de sus propias cosechas, sin someterse en la venta de sus frutos a la tasa de los especuladores, los que no tienen local propio y aparatos adecuados para la elaboración de vinos, han resuelto constituir la presente sociedad cooperativa si bien particular”.

Como datos más representativos y que ahora nos llamarían la atención es que la peonada se pagaba a 3 pesetas, el kilo de uva blanca a 0,18 pesetas y la uva tinta a 0,20 pesetas, el vino se vendía por arrobas y siempre el comprador daba un anticipo a la firma del contrato

Con el fin de cubrir las necesidades de los socios y con el paso de los años, debido al auge que ha tenido la viticultura en toda la comarca, esta cooperativa ha ido experimentando sucesivas reformas y ampliaciones, para adecuar el producto final a las necesidades de los mercados, contando en la actualidad con 730 socios, 22 millones de kilos de envase y un capital social de más de 1 millón de euros. Factura al año en torno a 6 millones de euros.

En la actualidad, se elaboran vinos jóvenes tintos y blancos, tintos crianza, bajo la Denominación de Origen La Mancha, que están obteniendo público reconocimiento, los últimos han sido en la D.O. La Mancha finalista con el Tempranillo-2016 y 3º con el Macabeo-2016 de uva que se cosecha de 3.500 hectáreas de viñedos. Se comercializan con la marca Quiñón de rosales para los tintos y Galán de Dulcinea para los blancos.

Sus socios han reconvertido parte de sus parcelas en variedades mejorantes, como tempranillo, garnacha, macabeo, verdejo, sauvignon blanc, etc. con una superficie total de 3.500 hectáreas de viñedo que son la base para la elaboración de sus vinos.

Han pasado de ser simples elaboradores de vinos tradicionales a elaborar vinos con las últimas tecnologías y poseen un parque de barricas de roble francés de 150, donde se elaboran los distintos vinos antes mencionados.