Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Proyectos

Proyecto Albania 2010

Nuestra Fundación participó en el proyecto de apoyo al desarrollo del asociacionismo y el cooperativismo agrario en Albania, de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, que se llevó a cabo en dicho país, dentro del “Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional” (CERAI).

Para participar en este proyecto se desplazaron a este país el director de la organización, José Luis Rojas, el responsable del departamento jurídico y subdirector, Juan Miguel del Real, y el director gerente de la cooperativa Alcamancha SCL de Carrascosa del Campo (Cuenca), Juan Carlos Bermejo.

España en el marco de la AECID y gestionado por CERAI, desarrolló este proyecto de cooperación internacional con la finalidad de fomentar el asociacionismo cooperativo para vertebrar y organizar la agricultura y ganadería albanesa a través de modelos cooperativos occidentales y modernos, prestando asistencia técnica para la redacción de una Ley de Cooperativas y la creación de una unidad administrativa dentro de su ministerio de Agricultura.

El subdirector de CooperActiva, Juan Miguel del Real, expuso en Tirana el modelo cooperativo europeo, español y castellano-manchego. Asimismo, prestó formación a los funcionarios del ministerio albanés sobre las características del proyecto de Ley de Cooperativas de Albania.

El gerente de la Cooperativa Alcamancha SCL, Juan Carlos Bermejo, desarrolló las áreas de gestión empresarial: comercial, económico-financiera y política agraria comunitaria (PAC).

El director, José Luis Rojas, fue el encargado de exponer las estructuras representativas y de servicios del cooperativismo existentes tanto a nivel europeo, español y autonómico.

A través de este proyecto se formó a 35 personas, funcionarios técnicos especialistas en cultura cooperativa y agraria en general del Ministerio de Agricultura albanés.

Durante su estancia, los responsables de nuestra Fundación tuvieron la oportunidad de visitar, acompañados por cooperantes españoles y albaneses diversas explotaciones así como una asociación de productores de castañas que aglutina un 60% de la producción albanesa.

Como continuación al proyecto de cooperación internacional iniciado en septiembre de 2010 para la realización de jornadas formativas sobre legislación cooperativa en Albania, tuvimos el honor de recibir en Toledo un equipo de trabajo de Albania formado por el Director General Políticas Agrarias, el Técnico de la Agencia de Agricultura y Desarrollo Rural y la Técnico para la Asistencias Técnica y Cooperación Agraria, todos ellos del Ministerio de Agricultura de Albania, acompañados por Lulezin Kadiasi, Coordinador el Proyecto en la AECID.

Por parte de la Fundación asistieron Juan Miguel del Real en calidad de secretario de la Fundación y experto jurídico, Luis Hervás en calidad de economista, y Antonio Vidal en calidad de auditor.

El objetivo de esta reunión fue revisar y reformar algunos aspectos la Ley de Cooperativas de Albania que se pretendía llevar al parlamento albanés a principios de 2011.

Este proyecto se ha enmarcado dentro de las actividades que este país ha estado llevando a cabo con motivo del proceso de planificación para su futura integración en la UE.

El Proyecto Integra, “Mujeres de las Cooperativas y Liderazgo Empresarial” comenzó su andadura en el año 2011, como proyecto piloto dentro de la Red Rural Nacional, en el que nuestra Fundación estuvo implicada activamente desde el primer momento, fruto de su interés por hacer visible el papel que juegan y deben jugar todos los socios que componen las cooperativas, entre ellos, las mujeres.

El objetivo de este Proyecto fué cuantificar la participación de las mujeres dentro del sector cooperativo, su papel tanto en los órganos de toma de decisiones de las cooperativas –Consejos Rectores- como en otras esferas de este sector (socias, trabajadoras, agricultoras a título principal, etc.). A través de este proyecto, que ha supuesto una continuidad en el tiempo, desde su finalización en 2013, se pretende fomentar la participación y asistencia de las socias en las Asambleas de cooperativas, poner en marcha acciones formativas obligatorias para los miembros de los Consejos Rectores que incluyan la sensibilización de oportunidades entre mujeres y hombres, la incorporación de modificaciones estatutarias en materia de equidad, un servicio de atención a domicilio para la conciliación de la vida laboral, personal y laboral y, finalmente, la creación de planes de igualdad.

La participación de las cooperativas de base

En Castilla-La Mancha, tras analizar datos entre todas las Comunidades Autónomas participantes, decidimos que teníamos que apostar por desarrollar este proyecto en una de nuestras cooperativas. La cooperativa elegida para representar este proyecto en Castilla-La Mancha es la Cooperativa Nuestra Señora de la Antigua y Santo Tomás de Villanueva, de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), que ha albergado en sus instalaciones, desde que forma parte de esta iniciativa, jornadas destinadas a la difusión del Proyecto Integra, a informar sobre la Ley de Titularidad Compartida y a la presentación del Proyecto Piloto, dentro del Integra, destinado a la incorporación de la mujer y los jóvenes en las cooperativas y el medio rural: “Medidas Innovadoras para la Incorporación de la Igualdad en las Cooperativas”.

Junto a Nuestra Señora de la Antigua y Santo Tomás de Villanueva se eligieron otras tres cooperativas: la cooperativa Costa de Huelva, Martín Códax en Galicia y Campoastur, en Asturias, para promover el Proyecto Integra y ponerlo en marcha en toda su comarca.

Los datos hablan por sí solos

De todos estos trabajos se han desprendido una serie de datos significativos que ponen de manifiesto la situación de la mujer en el sector cooperativo.

En las nuevas incorporaciones de este sector está habiendo un mayor número de mujeres; en concreto el 60% de las personas con una antigüedad menor de un año son féminas.

Asimismo, en Castilla-La Mancha el 25% de las socias de una cooperativa son mujeres; el 13% de las socias acceden a la composición de las Asambleas.

La distribución de personal en las cooperativas, según su sexo, es de un 51% de hombres y un 49% de mujeres.

Fruto de la experiencia adquirida a través de este proyecto, nuestra Fundación imparte formación en aquellas organizaciones rurales que así lo deseen divulgando las bondades de este proyecto y la necesidad de la puesta en práctica de la Ley de Titularidad Compartida en las Explotaciones Agrarias.

Documentos asociados:

pdfInforme Final Proyecto Integra

Nuestra fundación trabaja en proyectos que pretenden involucrar a las cooperativas, como agentes socioeconómicos de desarrollo rural, en ofrecer nuevas oportunidades de servicios y desarrollo económico para los municipios de Castilla-La Mancha, especialmente en aquellos casos de personas que se encuentran menos protegidas, o colectivos más vulnerables, tales como mujeres, jóvenes, mayores de 65 años, niños o discapacitados.

El poder de las organizaciones empresariales ha crecido debido a la globalización, la desregulación y las privatizaciones. Las cooperativas agroalimentarias no se han visto ajenas a estos efectos, pero sí han sufrido un ritmo de cambio diferente, lo que les ha permitido en gran medida evitar la entrada en fases de sobrecalentamiento provocado por los factores antes indicados, y por tanto, no generando efectos no deseados sobre la producción, el volumen de negocio cooperativo o el empleo.

Es necesario trabajar por la diversidad y la diversificación de las cooperativas agroalimentarias

En este sentido, nuestra fundación es consciente de que las cooperativas agroalimentarias necesitan apostar por nuevos retos que permitan seguir diversificando sus actividades, aprovechando las necesidades emergentes que hoy por hoy se plantean entre sus asociados. Poco a poco, se han ido incorporando servicios o suministros que hace unos años se consideraban impensables en las cooperativas.

Al igual que poco a poco se ha ido evolucionando para prestar un servicio más integral al socio agrario, las cooperativas necesitan emprender nuevos retos en materias que hoy por hoy se han venido prestando a través de otros agentes y que durante unos años han venido a integrarse en lo que se ha dado en llamar el cuarto pilar del estado del bienestar, se trata de los servicios sociales; esos servicios que hasta la fecha han sido dispensados a través de la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y de forma más cercana a través de las Entidades Locales.

La población dependiente, en especial, la mayor de 65 años aumenta de forma sostenida desde la década de 1970. A ello cabe añadir el fenómeno del “envejecimiento del envejecimiento” gracias al aumento de la esperanza de vida, dado que cada vez existen más personas mayores de 80 años que demandan servicios asistenciales añadidos. En Castilla-La Mancha, en el periodo comprendido entre 2002 y 2012, se ha producido una tendencia sostenida con un leve crecimiento de la población mayor de 65 años. Las tendencias y regresiones que hasta la fecha se vienen realizando para los próximos 10 años, muestran un aumento cercano al 3% de la población mayor de 65 años, pasando del 17% al 20% del total de la población de la región.

Apostamos por la sensibilización

La cooperativa agroalimentaria es el corazón para el desarrollo de tantos y tantos pueblos donde hoy por hoy, son la principal fuente de valor añadido, y ayudan al sostenimiento de la población.

Para ello, apostamos por la realización de jornadas de sensibilización en las que informamos y formamos a los consejos rectores de cooperativas sobre la necesidad de incorporar iniciativas que fomenten la diversidad y la diversificación en este sentido a través de nuevas oportunidades de servicios, de trabajo, nuevas vías de colaboración con entidades externas, que en definitiva ayudan a poner en marcha iniciativas tendentes a fomentar el emprendimiento emprendimiento social a través de un nuevo concepto que se incorpora en la Ley de Cooperativas de Castilla-La Mancha desde 2011: la cooperativa rural.

Además de mostrar las políticas sociales en Castilla-La Mancha, la delimitación del concepto de igualdad, la conciliación de la vida laboral y familiar y los planes de igualdad. Asimismo, desarrolla el estudio de las necesidades de las cooperativas para llevar a cabo cuantas tareas sean necesarias en materia de emprendimiento social cooperativo.

Acción Social