Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Los precios medios de los cereales en los mercados mayoristas españoles siguen en horas bajas, con un nuevo descenso generalizado la última semana, a excepción del trigo duro que vive en una noria de cotizaciones, subiendo una semana y bajando la siguiente y viceversa, aunque siempre con cantidades más simbólicas que efectivas.

Fuente: AgroInformación

Así, estos precios mayoristas registraron bajas generalizadas entre el 30 de abril y el 6 de mayo (semana 18 de 2019), a excepción del trigo duro, según los datos facilitados este lunes 6 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

La cotización mayorista de este cereal ha repuntado un 1,11 %, hasta situarse en los 213,17 euros por tonelada, lo que representa solo 30 céntimos de euro, mientras que el precio del trigo blando, por contra, ha bajado un 2,40 %, pues cotiza a 194,82 euros por tonelada, un poco menos de un euro.

Es el descenso más acusado, al que sigue el del precio de la cebada malta, que se apuntó un -2,26 %, hasta los 193,33 euros por tonelada, lo que implica un descenso de 1,2 euros, mientras que la cebada bajó un -2,21%, hasta los 180,79 euros por tonelada, a penas sesenta céntimos.

Por su parte, el maíz registró un nuevo recorte semanal del -1,35 %, pues cotizó 179,97 %, dejándose sesenta céntimos de euro por el camnio esa semana.

En el resumen de lo que va a de año, que por el momento no se está caracterizando por los buenos resultados y sí por casi un descenso generalizado, también es el trigo duro el único cereal que tiene un precio más elevado que a principios del año: un 4,24 % más alto; la cotización es más baja en el caso de cebada (-5,72 %), trigo blando (-3,57 %) y maíz (-0,97 %).