Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado la nueva Ley de Microempresas Cooperativas y Cooperativas Rurales de Castilla-La Mancha, con la que se pretende dar un impulso al desarrollo de la economía social en nuestra región

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha se ha mostrado muy satisfecha por la aprobación, esta misma mañana, por parte de las Cortes de Castilla-La Mancha de la nueva Ley de Microempresas Cooperativas y Cooperativas Rurales de Castilla-La Mancha.

La organización cooperativa considera que uno de los aspectos más destacados de esta nueva Ley es la creación de las “Cooperativas Rurales”, una nueva clase de cooperativas cuyo objetivo es dar cabida en una sola estructura cooperativa a diversas actividades cooperativizadas con las que dar respuesta a todas las necesidades del medio rural en el que se asientan, de manera que estas cooperativas podrán realizar actividades de todo tipo tales como actividades agroalimentarias, servicios educativos, culturales, asistenciales, de iniciativa o integración social, de consumo, de explotación en común de la tierra, de turismo rural, ocio, tiempo libre, acciones medioambientales, energéticas, nuevas tecnologías, protección de la dependencia o cualesquiera otras que redunden en beneficio del medio rural en el que se asientan. Su constitución o reconocimiento está prevista para cooperativas en núcleos rurales con una población inferior a los 15.000 habitantes.

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha colaborado activamente con la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha en el desarrollo de esta nueva Ley que es pionera en España. En opinión del subdirector de Cooperativas Agro-alimentarias, Juan Miguel del Real, “esta nueva figura reconoce el papel que las cooperativas juegan como agentes dinamizadores y creadores de riqueza en medio rural y permitirá que desde una sola estructura cooperativa se puedan ofrecer todos los servicios y cubrir todas aquellas necesidades de los habitantes del territorio en el que las mismas se asientan; son necesidades que o se prestan por las cooperativas o difícilmente se cubrirían por otro tipo de empresas que no ven atractiva su instalación en determinados puntos de nuestro medio rural”.

En Castilla-La Mancha el 91% de su superficie está en el medio rural, con un importante envejecimiento de su población y con una densidad de habitantes de las más bajas de España, situándose en poco más de 25 habitantes por kilómetro cuadrado, por lo que el fortalecimiento de las estructuras cooperativas se convierte en una las herramientas clave para garantizar la sostenibilidad de nuestro medio rural castellano-manchego, evitando su despoblamiento y creando riqueza como principal agente económico que son de muchos de los pueblos de nuestra región.

Microempresas cooperativas

La ley también regula la figura de las microempresas cooperativas como especialidad de las cooperativas de trabajo asociado y de explotación comunitaria de la tierra, pero formadas por un mínimo de dos socios y un máximo de diez socios ordinarios, estableciéndose para las mismas un régimen de constitución y funcionamiento más sencillo, simplificado y permitiendo que los nuevos emprendedores vean en la formula cooperativa la mejor manera de dar cobertura societaria a sus proyectos empresariales.

Por otro lado, la nueva Ley aprobada contempla algunas interesantes modificaciones de la vigente Ley 11/2010 de Cooperativas de Castilla-La Mancha entre las que cabe destacar el cambio de denominación automática de todas las cooperativas “agrarias” actuales para pasar a denominarse cooperativas “agroalimentarias” y la limitación de la posibilidad de que por vía estatutaria se prevea el reparto de los fondos de reserva obligatorios y voluntarios a un máximo de 50% de sus importes.