Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Cuanto peores son las noticias sobre las previsiones de la cosecha de cereal de invierno, más suben sus precios. La semana pasada, al igual que en la anterior, los precios mayoristas del maíz, trigo blando y cebada registraron un repunte, en contraste con los descensos de los de trigo duro y cebada malta, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Fuente: AgroInformación

Durante la semana 23 (del 3 al 9 de junio de 2019), el maíz fue el cereal cuyo precio medio más aumentó -un 0,77 % respecto a la media de los siete días anteriores-, al situarse su valor en 185,51 euros por tonelada; por su parte, el trigo blando cotizó a 197,56 €/t (+0,51%) y la cebada a 182,27 €/t (+0,35 %).

Las bajadas semanales las protagonizaron de nuevo el trigo duro (211,33 €/t, -0,16 %) y la cebada de malta (192 €/t, -0,10 %).

Durante las 23 primeras semanas de 2019, la evolución de los precios mayoristas de los cereales pasan por un alza en trigo duro (+3,4 %) y maíz (+2,08 %), y recortes en trigo blando (-2,21 %) y cebada (-4,95 %).

Cabe recordar que este mismo lunes la Sectorial de Cereales de la organización agraria Asaja ha evaluado los datos de avance de campaña en su reunión anual y prevé que la cosecha de cereales de invierno se recorte en unos 4 millones de toneladas, hasta los 12,5 millones de toneladas, un -37% respecto a la anterior, lo que representa siete puntos por encima de la previsión de Accoe.

En el segmento de proteínas y subproductos, la variación acumulada desde el inicio del año es del +3,03 % para el precio mayorista de la soja; del -6,30 % para el de la colza; del +0,94 % para el de la pulpa y del -25,64 % para el de la cascarilla, mientras que el de la pipa de girasol se mantiene en el mismo nivel.

La superficie de cultivo de pistacho en España ha aumentado casi un 30% en el último año, elevando a más de 7.000 toneladas la producción total de este fruto en nuestro país. Según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos, publicada por el Ministerio de Agricultura, en 2017, en España se cultivaron 15.847 hectáreas de pistacho, una cifra que aumentó hasta las 20.415 hectáreas de cultivo en el año 2018.

Fuente:AgroInformación

Muchos productores apuestan por el cultivo de pistacho debido a su enorme potencial en un mercado que se encuentra completamente en alza. El incremento de la demanda de pistacho ha supuesto también un aumento de la necesidad de tecnificar tanto la producción de la planta como el cultivo del fruto.

En este sentido, para dar cabida a la cada vez más creciente producción a nivel nacional del pistacho, la compañía del sector verde, Grupo Projar, cuenta con diversos tipos de sustratos para su propagación tanto en bandeja de cultivo como en maceta.

En general, se trata de sustratos con una alta concentración de fibra de coco, lo que evita su compactación y ofrece una alta capacidad drenante, impidiendo así que se encharque; al mismo tiempo que aporta aireación al sistema de raíces y permite un desarrollo óptimo de la planta.

Además, otros de los productos más demandados por los propagadores son las gomas de injertar Flexiband, unas gomas fotodegradables, que no es necesario retirar, y que ayudan a lograr el éxito en los injertos o las bandejas de semillero QP, de plástico reciclado y reciclable, con una altura de alveolo lo suficientemente profunda que garantiza el perfecto desarrollo del sistema radicular de la planta joven.

A la hora de plantar el pistacho, Miriam Carretero, responsable de comunicación del Grupo Projar, destaca los productos para entutorar como caña de bambú, un material 100% natural que se utiliza como guía y soporte en muchos tipos de cultivos tanto en viveros como en plantaciones en campo, o los tutores de fibra de vidrio, que tienen una alta resistencia al agua y una durabilidad mayor que cualquier otro tipo de caña.

El president destaca que "la perspectiva ecológica debe dejar de ser la excepción para convertirse en la norma". El responsable del Consell apela a la estabilidad y la seguridad jurídica como forma de crear un entorno favorable a la inversión

Fuente: AgroNoticias

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha apostado por la cooperación con el sector agroalimentario para fomentar la innovación y la sostenibilidad ambiental, dos objetivos que, tal y como ha destacado, van a exigir "una atención muy directa" en la legislatura recién iniciada.

Puig se ha pronunciado de este modo durante su intervención en la vigésimo primera edición del congreso de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), entidad de la que ha destacado que constituye "un referente en toda España", tanto por el volumen de negocio de las empresas que agrupa como por su "espíritu innovador".

El responsable del Consell ha subrayado que foros de estas características contribuyen a "poner sobre la mesa y a conocer de primera mano los retos del sector" y ha indicado en este ámbito que la industria agroalimentaria "es uno de los sectores en los que la sostenibilidad medioambiental puede y debe ampliar sus horizontes".

Para ello, se ha mostrado partidario de adoptar medidas "de forma realista y decidida" como "incentivar actividades ecológicas y el uso de envoltorios reutilizables o biodegradables".

En este sentido, para el president, "la perspectiva ecológica debe dejar de ser la excepción para convertirse en la norma" y ha apostado por que "el cuidado de un planeta que no tiene recambio" se convierta en uno de los ejes de la acción empresarial y de la administración.

"En definitiva, el sector agroalimentario, en cuanto a la sostenibilidad, la innovación y la información, necesita la colaboración de todos", ha manifestado Puig, quien ha llamado a los sectores público y privado a "trabajar juntos, con responsabilidad, diálogo y cooperación leal".

Asimismo, el jefe del Consell se ha referido a la estabilidad y la seguridad jurídica como eje para crear marco favorable a la inversión, a través de la adaptación de las empresas y los poderes públicos a una sociedad en constante cambio.

Entre estos retos, se ha referido a "la transformación digital, las nuevas formas de distribución y consumo, al 'big data' y la inteligencia artificial, a la creación de nuevas redes de espacios industriales y sociales o a la transición energética". Fuente - gva

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Toledo, que incide en que es el sector en el que más bajó en mayo, en esta provincia.

Fuente: AgroCLM

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Toledo, se considera que los datos del desempleo correspondientes al mes de mayo arrojan luz de la importancia del sector Agro en Castilla-La Mancha. A pesar de que el paro en la provincia sigue siendo el más alto de la región, con 60.537 personas en situación de desempleo, es cierto que ha bajado en 592, de los cuales 306 corresponden a la agricultura.

Tal y como explica Elisa Fernández, secretaria general de UPA Toledo, en el mes de mayo deja unas cifras en agricultura de 13.605 parados, lo que supone una reducción de 1.668 personas; de ellos 306 son de la provincia de Toledo, que ha visto como el empuje de las primeras campañas agrícolas reduce esta brecha, “de ahí que remarquemos la importancia del sector en la provincia y en la región porque seguimos siendo fuente de empleo. Pero necesitamos estabilidad y continuidad, así como crecer en el empleo en el mundo rural”.

Aunque la secretaria general de UPA Toledo remarca también un dato negativo, y es que en Toledo, de las 60.537 personas que hay en paro, 20.958 hombres frente a 39.569 mujeres. De hecho hay más mujeres en paro en Toledo que en toda la provincia de Albacete. “En UPA y en la Federación de Mujeres Rurales, FADEMUR, llevamos mucho tiempo tratando de acabar con esta brecha de desempleo que supone una lacra en la región pero, sobre todo, en el mundo rural donde el desempleo condiciona el futuro de muchas mujeres”.

De ahí que desde FADEMUR Castilla-La Mancha y desde la propia Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se hayan hecho propuestas para la mejora de la empleabilidad y, sobre todo, generar la estabilidad en el empleo que el mundo rural necesita.

La dieta mediterránea ya tiene su primer “Diccionario terminológico, enciclopédico y gastronómico”, un compendio sobre todo lo que gira en torno a este estilo de vida que se ha presentado este lunes en Soria.

Fuente: EfeAgro

El diccionario ha sido escrito por el doctor en medicina y director de la Fundación Científica Caja Rural, Juan Manuel Ruiz Liso, quien ha presentado la publicación a los representantes de los siete países vinculados a la dieta mediterránea.
La capital soriana acoge hasta hoy el noveno Encuentro Intergubernamental de la Dieta Mediterránea, organizado por el Ministerio de Cultura y Deporte para promover iniciativas en España, Grecia, Italia, Marruecos, Portugal, Chipre y Croacia, vinculadas a este elemento cultural, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010.

¿Qué tiene el libro?
El libro analiza más de 500 términos y conceptos relacionados con la dieta mediterránea, incluye tablas de composición nutricional de alimentos y recoge las propuestas gastronómicas en torno a esta dieta de una selección de restaurantes sorianos.

Ruiz Liso, que es en la actualidad coordinador de las comunidades emblemáticas de la dieta mediterránea, ha señalado que este diccionario se traducirá a varios idiomas, inicialmente a francés e ingles. “Es el primer diccionario de la dieta mediterránea. Y tiene sobre todos los términos de los que es este estilo de vida, porque el consumismo hace que se ponga como dieta mediterránea lo que no lo es”, ha asegurado.

Rutas por la dieta
Ruiz Liso ha avanzado que quiere poner en marcha seis rutas de la dieta mediterránea en la provincia soriana e incentivar que los habitantes de los pueblos cedan tierras para que estudiantes universitarios cultiven huertos con productos de la dieta mediterránea.
El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, y la subdirectora general de Protección del Patrimonio Histórico, Elisa de Cabo, han inaugurado este encuentro, que se celebra en Soria por primera vez.
La cita reúne hasta mañana a representantes de los países que formaron la candidatura en 2010 (España, Grecia, Italia y Marruecos), junto a los que se incorporaron al proyecto en una ampliación aprobada por la UNESCO en 2013 (Portugal, Chipre y Croacia).
De Cabo ha destacado el liderazgo de España en el impulso y coordinación de esta candidatura, que recorrió un largo camino hasta lograr su inscripción en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial.
“La reunión de hoy en Soria, la novena de carácter internacional desde que se alcanzó la inscripción, demuestra que la dieta mediterránea es una candidatura viva y cargada de iniciativa”, ha subrayado De Cabo.
Soria es desde 2010 la ciudad que representa a España dentro de las comunidades emblemáticas de la dieta mediterránea, junto a las localidades de Koroni (Grecia), Chefchaouen (Marruecos), Cilento (Italia), Tavira (Portugal) y Brac et Hvar (Croacia).
Entre otras actividades y visitas, durante el encuentro, en el municipio soriano de Golmayo se inaugurarán calles y plazas con el nombre de estas ciudades incluidas en la candidatura

Más de 6.000 olivareros de Jaén y otras provincias andaluzas han reclamado, este miércoles 29, en Jaén, medidas urgentes para frenar la grave e ilógica caída de precios en origen del aceite de oliva. La Plaza de las Batallas ha sido un clamor de productores que ven en riesgo sus explotaciones con unos precios que están muy por debajo de los costes de producción. Esta es la primera gran concentración de un calendario más amplio de movilizaciones y de interlocución con las administraciones con el que los colectivos agrarios, de industriales y de cooperativistas pretenden trabajar, todos juntos, para poner en marcha los mecanismos y las medidas necesarias para que haya una estabilidad en el mercado.
El sector olivarero unido quiere poner freno a esta tendencia y que las administraciones pongan en marcha todos los mecanismos legales que se encuentran a su alcance para que haya una estabilidad en el precio del aceite de oliva. Recuerdan que ya es hora de poner en marcha los acuerdos alcanzados, de forma conjunta, en la última reunión del Consejo del Olivar, celebrado el 15 de marzo en Jaén.

Fuente: AgroInformación

Entre ellos, la actualización de los precios de desencadenamiento del almacenamiento privado (o la aplicación del supuesto de “graves perturbaciones del mercado”); también la puesta en marcha de la extensión de norma a través de la Interprofesional del Aceite de Oliva, en la que está todo el sector, una eficaz medida de autorregulación que supondría una revolución al hacer obligatoria la retirada de aceite de oliva en campañas excedentarias a favor de campañas deficitarias; la lucha y prohibición de la venta a pérdidas; y la adecuación de la Ley de la Cadena Alimentaria, entre otras medidas.

«NO PEDIMOS UN SOLO EURO, LO QUE PEDIMOS ES PERFECTAMENTE POSIBLE SI SE COSNIDERA ESTE PROBLEMA COMO UNA CUESTIÓN DE ESTADO»

El gerente y portavoz de Asaja Jaén, Luis Carlos Valero, dijo en la concentración: “Queremos que el futuro del aceite de oliva esté en nuestras manos, no en manos de terceros. Y, para eso, los políticos tienen que levantarse de la tumbona y jugar el papel para el cual los hemos votado. Europa ya tiene Parlamento, España ya tiene Parlamento, las instituciones en breves días ya deben estar configuradas y hay que exigirles que todas las medidas legales que hay que poner en marcha se pongan de inmediato para evitar esta ruina que se cierne sobre el olivar tradicional. Aparte de todas las medidas necesarias para conseguir unos precios justos y razonables para que nuestra actividad no esté infravalorada como en la actualidad, también tendremos que pedir medidas de futuro con las que, a través de la competitividad, nunca más tengamos que estar a merced del mercado”.


El secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, indicó: «Es cuestión de voluntad política y de seriedad, porque esta crisis de bajos precios tiene un calado y una importancia suficiente para defender, de una vez por todas, al sector. No pedimos un solo euro, lo que pedimos es perfectamente posible si se hace al más alto nivel y si lo consideramos una cuestión de estado. No podemos estar a merced de la especulación de ahí que vamos a pelear para que se produzcan cambios estructurales. Esto no termina aquí sino que es el principio de un camino que debemos de recorrer hasta conseguir una estabilidad de precios en origen que no afecten al bolsillo del consumidor. Aquí, lo que nos estamos jugando es algo más que unas simples rentas de agricultores, nos jugamos el sustento del medio rural de Andalucía».

El secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, señala: «Queremos una solución definitiva a los precios en origen del aceite que cubran los costes de producción en el olivar tradicional. Los primeros que tenemos deberes somos nosotros como sector, implicándonos al máximo en nuestra estructura, fundamentalmente cooperativas, aprovechando para reforzar vías de comercialización de nuestro aceite. Y para ello hay varios caminos: Uno, la concentración, que será buena siempre que tenga como objetivo principal la defensa de los agricultores; otro es la diferenciación, especialmente importante para el olivar que no puede permitirse que se les escape ni un céntimo del máximo valor añadido que seamos capaces de darle. La distribución debe dejar de banalizar el aceite de oliva y seremos exigentes con las administraciones para que cumplan sus competencias y legislen de cara al productor».

«LA SITUACIÓN DE LOS PRECIOS HA LLEGADO A UN LÍMITE DONDE SE ESTÁ POR DEBAJO DE LA RENTABILIDAD Y FALTAN MEDIDAS A CORTO Y MEDIO PLAZO»

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén, Higinio Castellano, expone: «El futuro de más de 80.000 agricultores y sus familias está ligado al futuro de las cooperativas y a su rentabilidad, porque el dinero de las cooperativas es el dinero de todos. Necesitamos, por tanto, precio para nuestro aceite, explotaciones rentables, estabilidad. No podemos seguir viviendo con la incertidumbre constante ante los vaivenes de precios entre unas campañas y otras y dentro de la misma campaña. Somos, sin duda, el sector más afectado por esta inestabilidad, que no nos deja vivir. Por ello, desde Cooperativas Agro-alimentarias llevamos años trabajando para que Europa nos permita autorregular el sector, a fin de acomodar la oferta a la demanda, y hacerlo de forma obligatoria, a través de la Interprofesional del Aceite de Oliva, de modo que no lo hagan unos y se aprovechen otros.


El presidente de Infaoliva Jaén, Manuel Alfonso Torres, afirmó: «La situación de los precios en origen del aceite de oliva ha llegado a un límite donde se está por debajo de la rentabilidad, una situación que es estructural y donde las medidas que se tienen que tomar deben ser a corto y medio plazo. Esta situación está afectando a un cultivo mayoritario en muchas provincias españolas y principalmente a la de Jaén por sus características. La concentración de hoy tiene que ser el inicio de una serie de acciones conjuntas entre los agricultores, las almazaras, las cooperativas, los envasadores, los exportadores y los consumidores. Todo ello tutelado por la Administracion. De estas acciones tiene que salir un plan para rentabilizar este sector sin que afecte a los consumidores. En definitiva, tenemos que buscar el equilibrio entre ambos».


El sector coincide en salir a la calle después de comprobar que, pasado un margen de tiempo prudente, la situación persiste y no se toman las medidas oportunas por las administraciones. Por último, recuerdan que los precios en origen del aceite de oliva comenzaron a caer a partir de primeros de marzo de 2018 y que, desde entonces, no ha remontado, comprometiendo los márgenes de estabilidad de los olivareros ya que, según diferentes estudios, los costes de producción se sitúan en los 2,70 euros por litro de aceite.