Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

DESCARGAR ESTUDIO

316 municipios de la región albergan la sede social de una cooperativa; más del 10% de la población de Castilla-La Mancha, en edad de trabajar, está asociada a una de ellas y canalizan el 42% del valor de la producción final agraria de Castilla-La Mancha

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y la Consejería de Economía, Empresas y Empleo han presentado esta mañana el estudio “El cooperativismo agroalimentario de Castilla-La Mancha en cifras. El modelo de negocio que vertebra el medio rural”, publicación que pone de manifiesto la importancia del sector cooperativo agroalimentario en la región, que da empleo, cohesiona la vida en los municipios castellano-manchegos y, además de la mejora de las rentas de los productores, juega un importante labor de sostenibilidad del territorio. La presentación ha corrido a cargo del presidente de Cooperativas, Ángel Villafranca, de la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y del director general de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral. Su publicación ha sido financiada por dicha Consejería y el Fondo Social Europeo.

Esta publicación es fruto de la recopilación estadística del Observatorio Socioeconómico de Cooperativismo Agroalimentario de Castilla-La Mancha, junto a su Fundación, CooperaActiva, año a año desde 2010 hasta 2015, y que realiza una recopilación de datos cualitativos y cuantitativos del cooperativismo agroalimentario de la región.

Según ha explicado Ángel Villafranca, “a través de este trabajo pretendemos realizar un nuevo posicionamiento del conjunto del cooperativismo agroalimentario, donde hablamos de sectores productivos, empleo, masa social, dimensión e internacionalización”.

“Nuestro objetivo es aportar al mundo luz sobre este modelo de negocio, hoy por hoy especialmente relevante en nuestra región, a través de los distintos datos que año a año recopila el Observatorio Socio-económico con la colaboración de dicha Consejería”.

Patricia Franco ha afirmado que “con este estudio pretendemos difundir las bondades del modelo de economía social frente a otros modelos de economía alternativos. Las cooperativas son un modelo de gestión, generación de negocios, exportación e internacionalización, y eso encaja a la perfección con la estrategia del Gobierno regional para impulsar la economía social y la vertebración de las zonas rurales”.

“La importancia de las cooperativas está no solo en la fijación de la población al medio rural, sino también en ese elemento de cohesión social; estamos muy concienciados en que la región no puede crecer a distintas velocidades y el mundo rural tiene que ser un elemento de lanza y empuje a nivel económico”.

Finalmente ha matizado que el sector de la economía social en Castilla-La Mancha lo componen 2.100 empresas que emplean a más de 16.600 familias, “el sector cooperativo representa el 63% de todo el sector de la economía social”.

Datos del cooperativismo agroalimentario en Castilla-La Mancha

Entre los datos del estudio se dibuja el mapa actual del cooperativismo agroalimentario en la región: existen un total de 433 cooperativas (con una facturación superior a 200.000€/año): 417 son de primer grado y 16 son de segundo grado. Toledo tiene 152 cooperativas, Ciudad Real 99, Albacete 79, Cuenca 80 y Guadalajara 4.

Más del 10% de la población de Castilla-La Mancha en edad de trabajar, está asociada a una cooperativa agroalimentaria, lo que demuestra el importante peso social y económico de estas empresas en la región; de hecho, en 316 municipios de Castilla-La Mancha hay una sede social de cooperativas, extendiendo su actividad a mas de 600 municipios.

Las cooperativas cuentan con casi 162.000 socios en la región, y se hace evidente el incremento de mujeres. En el periodo comprendido entre 2010 y 2015 se ha aumentado el número de mujeres socias en un 17,3% (5.720 mujeres más). Entre los años 2014 y 2015 se ha producido un incremento del 13,9% (4.737 mujeres).

Y respecto a la generación de empleo y la facturación, las cooperativas, entre 2010 y 2015 han generado empleo neto y han mantenido de media más de 4.500 empleos anuales; además, han facturado un total de 1.811 millones de euros, en el último año.

Asimismo, el conjunto de las exportaciones realizadas por las cooperativas agroalimentarias de Castilla-La Mancha, ha pasado del 14 a más del 34% de su cifra de negocios, es decir que la tercera parte de su negocio se encuentra ya en el ámbito internacional.

La importancia económica del cooperativismo se ve reflejada en que supone el 42% del valor de la producción final agraria de Castilla-La Mancha.