Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

El sector olivarero español sufre las consecuencias del conflicto originado por las ayudas de la UE a la aeronáutica Airbus, que se ha traducido en una sucesión de aranceles para el aceite de oliva envasado y la aceituna de mesa. Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España, y sumándonos a esta iniciativa desde Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, consideramos que este sector que ya atraviesa una situación de falta de rentabilidad, no puede ser una vez más, perjudicado por decisiones políticas totalmente ajenas.

Cooperativas Agro-alimentarias de España ya ha solicitado por carta una reunión con el ministro de Agricultura, Luis Planas y con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la que piden una defensa firme de los intereses del sector, motor de nuestra economía y clave para el mantenimiento y la sostenibilidad de nuestros pueblos. Al parecer, países como Francia y Alemania, también afectados por la decisión de la OMC que calificó como ilegales las ayudas a Airbus, ya han regularizado estas ayudas, y sin embargo, desconocemos la decisión del Gobierno español respecto a este tema.

El peso del sector aceite en Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha es el segundo productor de Aceite de Oliva Virgen de España (aportando un 7%) y elaborando aproximadamente el 3% de la producción mundial. Elaboramos en la región 90.000 toneladas de aceite de oliva virgen y contamos con 400.000 Has (el 14 % del total de olivar nacional). Existen un total de 120 almazaras cooperativas y arrojan una facturación de 167 millones de € anuales.

Las cooperativas almazaras temen que el Gobierno de Estados Unidos apruebe la imposición de nuevos aranceles a partir de mediados de agosto, que podrían gravar a la aceituna de mesa y al aceite de oliva español con una tasa arancelaria de hasta el 100% del valor del producto, lo que supondría la expulsión definitiva de estos sectores de un importante mercado que ha llevado años y grandes inversiones conquistar.

La aceituna de mesa es uno de los sectores más afectados por los ataques de Estados Unidos al sector agroalimentario. Desde noviembre de 2017, el sector soporta aranceles por la exportación de aceituna negra por antidumping, que el Gobierno de Trump fijó en un 34,79% en junio de 2018. Tras perder más de la mitad del mercado estadounidense, el sector recibió un nuevo varapalo en octubre de 2019, con la imposición de nuevos aranceles a la producción de aceituna de mesa, está vez de un 25% y a la aceituna verde.

En el caso del aceite de oliva, la imposición de una tasa del 25% al aceite de oliva envasado de origen español está expulsando al sector de Estados Unidos, mercado que hasta el pasado 18 de octubre era el segundo país importador de aceite de oliva de España, por detrás de Italia. Sin embargo, según los últimos datos disponibles, las ventas de aceite de oliva español envasado entre mayo de 2019 y el mismo mes de 2020 se desplomaron por encima de un 71%, a pesar de que Estados Unidos volvió a batir su récord mensual de importaciones de producto envasado, con más de 25.600 toneladas.

Por todo ello, Cooperativas Agro-alimentarias de España insiste al Gobierno central a que solicite medidas compensatorias para estos dos sectores y explique cuál es su hoja de ruta para evitar que un conflicto ajeno al sector agroalimentario tenga consecuencias en productores y cooperativas, que generan empleo, dinamizan la economía y no se deslocalizan como otras empresas. También han solicitado que intensifiquen las conversaciones diplomáticas para poner fin de una vez por todas a los conflictos comerciales entre Estados Unidos y la Unión