Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

En el encuentro se han subrayado objetivos como la creación de una Red de Mujeres Cooperativistas de Castilla-La Mancha

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha celebrado esta mañana de forma virtual su última Comisión de Igualdad del año y, paralelamente, ha desarrollado el Programa de Transferencia de Conocimiento, presentado bajo el título “Segregación vertical y sororidad”.

En este encuentro, además de establecer líneas de trabajo para el año 2021, entre las que destaca la puesta en marcha de la RED DE MUJERES COOPERATIVISTAS DE CASTILLA-LA MANCHA, que pretende ser el punto de encuentro de las mujeres cooperativistas de la región; se han dado a conocer experiencias reales e iniciativas para fomentar la participación de la mujer en las cooperativas, para que esta sea tenida en cuenta en igualdad de condiciones.

Esta jornada se encuadra dentro del convenio firmado por Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha junto a Fundación La Caixa y el Instituto de la Mujer, para el refuerzo y liderazgo de la mujer en los órganos de decisión de las cooperativas.

Segregación vertical y sororidad en las cooperativas agroalimentarias

Este encuentro ha sido inaugurado por el Director de Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real, y la responsable de Caixabank, Caridad Blanca González, quienes han señalado la importancia que la igualdad entre hombres y mujeres aporta a las cooperativas y al medio rural, destacando que “son talleres muy necesarios”.

La jornada ha comenzado con la intervención de Tomás Merino, responsable técnico de Igualdad de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, quien ha expuesto las diferentes fases de trabajo con las que se va a comenzar a desarrollar la red de Mujeres Cooperativistas de la región. Con su intervención ha pretendido animar a las mujeres de la Comisión para que este proyecto se convierta en una realidad. “Queremos que sea una red viva, en constante evolución, con la implicación de hombres y mujeres. Esta red admitirá propuestas y sugerencias, ya que lo pretendemos es cubrir las necesidades que se vayan detectando dentro de las cooperativas y, por supuesto, crear una comunidad sólida de mujeres cooperativistas”.

Seguidamente la técnica del Departamento de Igualdad de Cooperativas, Arantxa Mínguez, ha abordado la segregación vertical y sororidad en las cooperativas agroalimentarias. Ha transmitido en su intervención la importancia de que hombres y mujeres caminen juntos, “de la mano y en la misma línea” para conseguir una igualdad real y efectiva.

Y finalmente la vicepresidenta de Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN), Carmen Rodríguez, ha contado en primera persona los pasos que su grupo ha dado en materia de igualdad con el paso del tiempo, y las dificultades y las bondades que la igualdad entre hombres y mujeres ha aportado al grupo, formado ya por más de 500 socias activas. CLUN, tal y como ha señalado la vicepresidenta, ha sido galardonada en varias ocasiones por sus acciones a favor de la igualdad entre hombres y mujeres; el pasado año consiguió la Medalla Emilia Pardo Bazán. “La igualdad no es un reto, es el único camino, y debemos trabajar para ello” ha destacado la vicepresidenta de Cooperativas Lácteas Unidas.

“Ha sido una jornada muy satisfactoria y en la que todas hemos aprendido mucho”, ha subrayado la portavoz de la Comisión de Igualdad de Cooperativas Agro-alimentarias, Felicia Plata. “Iniciativas como esta son muy necesarias para que otras mujeres vean que hay cabida para ellas en las cooperativas”.