Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

Desde la comisión sectorial del champiñón y otros hongos comestibles se califican las declaraciones de Pablo Motos como desafortunadas e imprudentes ya que la imagen dada dista mucho de la realidad.

El Portavoz de la Comisión Sectorial del Champiñón y otros hongos comestibles de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Elías Olmeda, ha calificado las declaraciones del presentador como muy irresponsables. “Hay que ser más consecuente con lo que se dice, sobre todo cuando se trata de personajes públicos que tienen tanta relevancia en los medios de comunicación. No podemos permitir que nuestros agricultores vean amenazado su sustento y su medio de vida debido a la desinformación del sector”.

El cultivo del champiñón es estratégico en C-LM, ya que gracias a la innovación, profesionalización y constante mejora continua se ha convertido en el motor económico en la zona norte de la provincia de Albacete (Manchuela albaceteña) y sur de la provincia de Cuenca (Manchuela conquense), generando más de 200 millones de euros, siendo las cooperativas castellanomanchegas las que lideran el empuje que tiene el sector a nivel nacional, acumulando más del 70% de todo el champiñón y hongos comestibles que se han consumidos en fresco en toda España en 2022.

Desde el punto de vista de generación de mano de obra, es un sector muy estable, ya que tiene una actividad continua a lo largo de todo el año y con pocas variaciones. El empleo directo generado se sitúa en torno a los 3.000 empleos en la comarca donde se concentra su cultivo (Manchuela de Cuenca y Albacete) que este permitiendo combatir el despoblamiento en los municipios en los que se asienta.

El cultivo de champiñón es un claro ejemplo de la ECONOMIA CIRCULAR, ya que su materia prima principal son residuos y subproductos agro-ganaderos, destacando entre todos ellos la utilización de la paja de cereales con unas necesidades en C-LM de unas 255.000 t al año, que tras la obtención del champiñón, el compost post cultivo es recogido y gestionado por empresas autorizadas que obtienen otros productos valorados en el cultivo agrícola y en la jardinería, que contribuyen a la mejora de la salud del suelo, a la reducción de la dependencia de fertilizantes químicos, y en general al desarrollo de una agricultura sostenible, tal y como queda resumido en esta gráfica que sintetiza el proceso de economía circular que se consigue en el sector del champiñón y otros hongos cultivados:

Imagen1

Por último, hay que destacar que el cultivo de champiñón es uno de los cultivos agrícolas más eficientes en el uso del agua, ya que, por cada metro cúbico de agua consumida, se generan entre 254 y 411 kg de champiñón, que dan una facturación de entre 433 y 555 euros y por cada 1.000 metros cúbicos de agua se generan entre 7 y 10 puesto de trabajo.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias Castilla- La Mancha queremos fomentar el consumo del champiñón ya que se trata de un producto cargado de nutrientes y compuestos con efectos saludables para el organismo, además de ser un ingrediente muy versátil y apreciado en la cocina de todo el mundo.