Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La almendra presenta un elevado contenido en grasas, sobre todo insaturadas, que benefician la salud cardiovascular. También contienen gran cantidad de proteínas vegetales de buena calidad y en menor medida hidratos de carbono.

El valor calórico de las almendras es elevado debido al alto aporte de grasas y bajo contenido en agua, por lo que su consumo aunque saludable debe de ser moderado.

Su contenido en fibra destaca sobre el resto de los frutos secos por lo que tiene un mayor efecto laxante. Entre los minerales destacan hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc y calcio, siendo una de las fuentes vegetales más ricas en este último.

La almendra es la parte comestible del fruto del almendro (Prunus dulcis), perteneciente a la familia de las Rosáceas. Existe una infinidad de variedades que se dividen en dos grandes grupos: “cáscara blanca” y “cáscara dura”.

 ¿Sabes cuál son los principales lugares de cultivo de almendras en España?

La producción en España se concentra en las comunidades del litoral mediterráneo: Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Andalucía y Aragón, y en algunas zonas del interior como en la zona más oriental de Castilla-La Mancha, fundamentalmente en la provincia de Albacete, con una producción media normal de 2.800 Tm.

almendras cascara

Recomendaciones de consumo:

• Se pueden consumir como aperitivo, ya sean crudas, tostadas o fritas.
• En repostería, pues son el ingrediente principal de dulces navideños como el turrón y el mazapán y en otros postres como helados o tartas.
• Para que se mantengan en buen estado hay que evitar que se humedezcan y se deben conservar dentro de un recipiente bien cerrado, preservado en un lugar fresco y seco.
• Como todo fruto seco, la almendra es altamente alergénica, motivo por el cual debe tenerse especial precaución si alguna persona del entorno es sensible, tanto a la hora de preparar los platos como por contaminación cruzada, guardando en este caso unas correctas e higiénicas prácticas de manipulación y preparación de comidas.

Etiquetado como:

Frutos secos

Cooperativas Agro-alimentarias está haciendo una firme apuesta por formar en habilidades directivas a presidentes, vicepresidentes y rectores de las distintas cooperativas de la región, para que adquieran destrezas dentro de su ámbito profesional que les permitan liderar equipo en su camino hacia el éxito.

Los ponentes de este curso, el consultor Francisco Valdivieso y el coach, formador y conferenciante Borja Milans, han entrenado a los asistentes para que éstos sepan ejercer un liderazgo constructivo, un liderazgo que vaya de la mano de la confianza, las capacidades y el sacar lo mejor del equipo del que están al frente. Estas son las pautas de ambos ponentes.

Francisco Valdivielso

“Es importante entrenar, sobre todo en cargos de responsabilidad el liderazgo positivo, basado en los aspectos clave de la credibilidad, honestidad y el ejemplo

¿Las claves?

Actitud positiva ante dificultades

Reconocimiento

Marcar retos y expectativas de logro, responsabilidad y promoción

liderazgo 2

Borja Milans

“Despliega coraje en situaciones adversas”

“Hay un factor que se nos pasa de largo…, ¿quién despliega esa habilidad o capacidad técnica? LA PERSONA

¿Qué es la HABILIDAD DIRECTIVA?

“No es tanto la habilidad para ser directivo como la habilidad para marcar la dirección de las personas con las que colaboramos. Es trabajar en equipo

¿Qué fases tiene la Habilidad Directiva?

Comienza en el autoconocimiento

Qué limitaciones tenemos

Cómo son los otros

Direccionar al equipo para que su rendimiento aumente su motivación

Comunicación efectiva

Lograr mayor efectividad en nuestras acciones

¿Qué esperan de ti?

Quieren sentirse útiles

Ponte a su servicio

Empuje

Trato cálido

Cercanía

Nivel de exigencia

Curso Oratoria Habilidades Directivas Comerciales

Factores que necesita el trabajador…

Afecto de sus compañeros

Reconocimiento

Actitud positiva

Cuatro prácticas para desarrollar estos tres factores:

Comportamientos y mentalidad positiva

Coraje ante la adversidad

Valores humanos (honestidad, lealtad, perseverancia, compromiso y coraje)

Gestión del ego propio y el desarrollo de la humildad

Etiquetado como:

Formación

Entrevista a Gregorio Martín Zarco, expresidente del Consejo Regulador D.O. La Mancha

Gregorio Martín Zarco, 67 años, es natural de La Solana (Ciudad Real) y no ha presentado su candidatura a la presidencia del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha, tras casi 15 años como presidente y más de uno como vocal.
La D.O. más extensa de España y por ende de la Unión Europea ha cambiado de presidente en este pasado mes de enero, tomando el relevo Carlos David Bonilla Merchante.

Al nuevo presidente, el ahora saliente –nombrado entre otras de sus distinciones a lo largo de su extensa trayectoria profesional “Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha” (título que apuntala en gran parte el talante que durante su vida le ha caracterizado)-, le desea que “el gran equipo que se va a encontrar le permita gozar como a mí me ha ocurrido, y que encuentre el mismo respeto y orden que yo”.

P.- Han pasado 15 años desde que fue nombrado presidente del C.R.D.O. La Mancha… ¿Qué sabor le dejan los vinos de la D.O. La Mancha?
R.- Quince de presidente y más de uno de vocal –puntualiza Gregorio- Deja el sabor de cuando haces un trabajo y estás tratando de luchar y buscar una fórmula con tu equipo, con el Pleno, y con los trabajadores del Consejo en busca del prestigio y del reconocimiento que una marca como La Mancha, merece… y que tanto cuesta.

P.-¿A qué se refiere cuando dice “que tanto cuesta”?
R.- Eso se llama promoción, acercarte a la sociedad. Hay que explicar, y no es fácil, que detrás de un vino con D.O. La Mancha, no hay solamente vino, hay un mundo económico detrás, hay cultura, están nuestros pueblos, la fijación de los jóvenes a nuestro territorio… a veces hablamos del vino como si solo fuera solo vino, y es mucho más.

P.- Numéricamente, ¿cómo se ha reflejado este esfuerzo de promoción y de aportar valor añadido al territorio con D.O. La Mancha durante su mandato?
R.- Aproximadamente estamos hablado de embotellar hoy en día unos 88 millones de botellas al año (y unos 130 millones de litros de vino calificado como DO). Hace unos quince años, tampoco lo recuerdo exactamente, podríamos estar hablando de unos 50 millones de botellas. Pasamos una época mala cuando las normas cambiaron, ya que La Mancha exportaba mucho vino a granel. Ahora todo lo que se comercializa es envasado.

P.- ¿Cuál es la tendencia del embotellado, o valor añadido en La Mancha?
R.- En los últimos dos o tres años ha habido un crecimiento enorme de producto terminado en nuestra Denominación.

P: ¿Cómo calificaría el proceso de renovación de vocales en la Interprofesional del Consejo Regulador de la D.O. La Mancha?
R: Como se preveía ha habido consenso. Creo que van a seguir funcionando las fórmulas de consenso con las que hemos trabajado hasta ahora. De hecho, el día que se convocaban las elecciones ya había un acuerdo entre organizaciones. También lo hubo con la parte de la producción. Lo más normal es continuar buscando ese consenso, porque tenemos el mismo objetivo.. Y contamos con una amistad, con una relación profesional buena. Será una legislatura en la misma línea.

P: ¿Qué le puede aconsejar usted al actual presidente?
R: …No lo sé y no me atrevo a dar consejos, pero hay muchas personas que ya están trabajando y saben lo que se necesita. Le puedo decir que funcione con el Pleno y que por parte del equipo de trabajo se va a encontrar con un gran equipo. Va a gozar siendo presidente, le va a pasar lo que a mí me ha pasado. Me lo han puesto fácil y yo espero que encuentre lo mismo, respeto y orden.

P.- Agricultor, cooperativista, manchego…. ¿Con qué se queda?
R.- Yo me defino como viticultor, porque soy viticultor, desde que salí de la escuela, y antes salíamos muy jóvenes, con 10 u 11 años. Trabajaba con mi padre y compartía la escuela por la tarde, me faltaba la formación.
Mi padre tenía una bodega pequeñita y todo empezó ahí. Con posterioridad, hablamos ya de 1966 –que ya ha pasado otro tramo de vida importante- nos hicimos socios de la actual Cooperativa Santa Catalina de La Solana.

P.- ¿Qué papel ha jugado como presidente de Coop. Santa Catalina, de La Solana?
R.- A finales de los 70, cuando yo tenía apenas 28 años, recién casado y con mi primer hijo, me metí en Jóvenes Agricultores. Años más tarde llegó la Cooperativa de La Solana, Santa Catalina. Primero estuve dos años de secretario –ya contaba yo con mis 36 años-, y a los 40 años fui presidente. Al final estuve 13 años de presidente de nuestra cooperativa y en el año 2003 dejé de ser presidente porque consideré que mi proyecto había terminado en Santa Catalina, y en ese año entré en la DO La Mancha como presidente, casi por casualidad.

P.- En sus distintas responsabilidades, también ha sido presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ¿Qué recuerdo le queda? ¿Es usted hombre de consejos para darnos uno?
R.- En el año 91 pasé a ser presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, hasta el 97 para ir a Cooperativas Baco.
Este periodo fue muy bueno porque haces lo que te gusta. Luchábamos porque parecía que teníamos que cambiar bastante todo y vivíamos con mucha ilusión.
Con José Luis Rojas, director ya en aquellos años, tenía una relación muy buena como amigos, más allá de los debates que ambos teníamos para sacar adelante la organización y la defensa del cooperativismo. A nivel personal tengo un recuerdo muy bueno de las personas con las que trabajé, Ángel Lara, Juan Carlos Bermejo, Lola, Paqui, Merce…. Todos teníamos buena relación y amistad; por supuesto también con los miembros del Consejo Rector de aquella época.

Con Felipe González

P.- ¿Cuál ha sido el instrumento empleado por el Consejo Regulador para saber, poco a poco, diferenciarse?
R.- Trabajar, tener ilusión, saber tus obligaciones y saber a dónde quieres ir.
Y, por supuesto, garantizar una calidad y una trazabilidad sin fisuras. Ha sido puramente trabajo con un gran equipo detrás que era también otro de los objetivos que perseguíamos. Ahora mismo hay un equipo extraordinario en el Consejo. Gente a quien le gusta su trabajo y trabaja con ilusión, todos y cada uno de ellos. He contado con un Pleno -los que ha habido en mi periodo-, donde todo ha salido por consenso, con un objetivo claro y una misma dirección: más ventas y más prestigio. Y esta es la varita mágica, trabajar, tener ilusión, saber tus obligaciones y saber a dónde quieres ir. Y por supuesto garantizar una calidad y una sin fisuras.

P.- ¿Tiene su hándicap el apellido de La Mancha: el mayor viñedo del mundo?
R.- Yo creo que es una virtud. Es cuestión de utilizar la fortaleza que tenemos. Si lo utilizamos como potencial de producción, empresarial, de llevar un vino de calidad al consumidor es un punto fuerte. Ahora, si metemos todo el vino en el mismo charco, es el hándicap.

P.-¿Qué lección nos deja sobre la variedad de uvas? ¿Autóctonas? ¿Variedades de fuera?
R.- En la Denominación de Origen hemos apostado por la diversidad. Tenemos muchas variedades porque tenemos un potencial en los vinos jóvenes enorme y esto es un elemento muy potente. Pero no tenemos que olvidar que estamos haciendo vino con crianza y reservas que está creciendo de una manera seria. Todo sin olvidar nuestras variedades autóctonas, como la Airén y Tempranillo.

P.- La clara fortaleza de los vinos con D.O. La Mancha…
R.- Tenemos unos vinos extraordinarios y podemos permitirnos el lujo de degustarlos. Esa diversidad y capacidad que tenemos de brindar al consumidor te permite disfrutar de ellos. El mercado se está dando cuenta del enorme potencial de los reserva. Hay que seguir apostando por la diversidad de los jóvenes y seguir creciendo en los crianzas.
Una vendimia equilibrada, elaboraciones con imaginación, una enología buenísima, trazabilidad, control… todo eso es nuestra fortaleza, la gran variedad de extraordinaria calidad que podemos ofrecer.

P.- La D.O. La Mancha ha dado un giro de 360 grados en materia de Comunicación y Marketing ¿Qué papel juega hoy en día un engranaje como ese en la trayectoria empresarial de un Consejo?
R.- La fórmula de la comunicación ha sido básica para crecer en prestigio, y esto también ha sido gracias a los grandes profesionales que tenemos en el Consejo. Hemos tenido la suerte de ir avanzando en esa dirección todos los vocales del Consejo, apostar por la promoción. Y para ello, hemos ido buscando gente de la comunicación que nos ha asesorado. La comunicación tiene que llegar no solo al Consejo, sino desde la bodega más pequeña a la más grande. Y si nos hacen falta buenos enólogos e ingenieros en la región, también nos hacen falta periodistas y comunicadores.

P.- ¿En qué debería trabajar la Interprofesional del Vino? ¿Cómo valora esta nueva andadura?

R.- En lo que todos esperamos, en que haya una promoción adecuada de los vinos de España y que Castilla-La Mancha pueda gozar del dinero que aporta y que se vea reflejado en las campañas de promoción y que funcione como la Interprofesional del Aceite. Creo que ahí tenemos un buen referente.

P.- Finalmente, ¿qué sentimiento le queda tras una vida dedicada a los intereses comunes, a los intereses de todos? ¿Ha habido costes para la familia, para su explotación…?
R.- Me deja una gran ilusión. Considero haber hecho un buen trabajo, dentro de mis posibilidades. ¿Costes para mi familia? me deja la sensación de haber sido egoísta por haber utilizado el tiempo que no era mío, que era de mi familia… pero me lo han puesto fácil… he disfrutado. Con mi explotación, seguro que la he perjudicado… tengo tres hijos (Julián, Manuela y el pequeño Jesús Gregorio) …. El mayor es agricultor y quizás podría haberle ayudado más…
Pero al final hay que hacer una valoración tranquila y generosa y sentirse satisfecho por lo que hemos hecho.

P:- ¿Cuál es su próximo proyecto?
R.- A mis 67 años mi proyecto es estar con mis hijos, mi mujer, Dolores, y mis nietos (Jimena y Alejandro) y sobre todo con el que yo creo que más me necesita, con el que está con la explotación. Yo disfruto con la agricultura.

P.- Y si te llaman para la política…
R.- Noooo. Un marcado y profundo no.

P.- ¿Cuál es su deseo para el 2018?
R.- Mi deseo es que tengamos un año de agua y que termine este ciclo de sequía. Y para el sector del vino que siga gozando de ese reconocimiento y prestigio en los mercados y conseguir un poco más de valor añadido.

DE CERCA...

* ¿Cuándo fue la última vez que pensó “tierra, trágame” en lo profesional?

Cuando te equivocas en algo importante, pero siempre hay una salida.

* ¿Y en su vida personal?
Quizás llegar tarde a la boda de un sobrino mío…. todo el mundo me estaba esperando a mí…Fue un sábado y yo venía de un viaje.

* Su principal arma en una negociación.
Escuchar y siempre buscar el punto de llevar la mejor razón al consenso y al acuerdo.

* A qué dedica el tiempo libre…
… No he tenido mucho, pero me gusta la música, el flamenco, un buen libro, las tertulias políticas con mis amigos… La literatura y la música te recuperan.

* Un vicio confesable…
Buscar la amistad, la relación con las personas.

* Un recuerdo de su infancia
Un maestro que tuve, Neftalí, me marcó mucho porque había vivido la guerra, la post-guerra. También mis padres, aún recuerdo cómo mi padre me leía muchos libros a la luz de un candil.

* No soporta…
La soberbia, me saca de quicio.

*En las personas, cada vez aprecia más…
La bondad en todos los aspectos. La cultura, la forma de expresarse…

La cooperativa “Santiago Apóstol”, situada en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso, comenzó su actividad hace aproximadamente 50 años como una sociedad orientada hacia la producción de cereal y de melones y sandías, siendo un referente a nivel europeo. Durante los últimos años, no ha sido tarea fácil dedicar la producción de la cooperativa única y exclusivamente al grano, ya que la sequía no lo ha permitido. Por ello, sus socios, desde hace aproximadamente tres años, han decidido apostar e innovar a través de la producción de plantas aromáticas en sus instalaciones.

Se trata de una alternativa que surgió hace tres años y que está ganando terreno en el sector agrario. Se ha convertido en una solución cada vez más rentable pues también ha servido para revalorizar las tierras de secano castellanomanchegas. El cultivo de plantas aromáticas en esta cooperativa hortofrutícola ha experimentado un gran aumento durante los últimos tiempos por parte de los agricultores de la zona, los cuales han solicitado más peticiones respecto a este tipo de plantación en su invernadero.

Plantaciones de tomillo

El presidente de la cooperativa Santiago Apóstol, José Ángel Serrano, ha explicado que actualmente solo disponen de plantas de tomillo ya que la producción aún es pequeña y los productores de la misma proceden de otras localidades. “Los productores de esta plantación no son de Tomelloso, sino que es llevada a cabo por agricultores que están interesados en cultivar esta aromática en la cooperativa y por ello se desplazan de otros pueblos”. Asimismo, cabe destacar que la producción de tomillo a día de hoy se encuentra excluida de las ayudas que ofrece la PAC, lo que dificulta la producción de la misma.

José Ángel Serrano presidente de Santiago Apóstol

 José Ángel Serrano, presidente de la cooperativa.

La cooperativa cuenta con un invernadero de diez mil metros cuadrados destinados al cultivo de semilla que posteriormente es utilizada para producir la planta. La superficie es aprovechada en su totalidad, ya que tal y como manifiesta su presidente “esos 10.000 metros cuadrados se llenan con la plantación del tomillo, a pesar de que dicha producción en el mercado aún no sea muy significativa, por lo que el objetivo de la cooperativa es aumentar nuevos invernaderos de aromáticas”.

Actualmente, la producción de plantas aromáticas en esta cooperativa no está destinada a la exportación pero el aumento de la demanda de este tipo de cultivo, deja la posibilidad de que en un futuro, tal vez, puedan destinar parte de la producción a comercializarla fuera de nuestras fronteras.

FINES DE LAS PLANTAS AROMÁTICAS

Respecto a la aplicación de las plantas aromáticas, se pueden encontrar diversas alternativas comerciales debido a que pueden ser utilizadas tanto para fines alimenticios como farmacéuticos o aromáticos. “El uso de las plantas aromáticas como el tomillo cada vez es más utilizado en infusiones, cremas y especias para cocinar.” Afirma Serrano.

DIVERSIFICACIÓN COOPERATIVA

Por otro lado, en esta cooperativa también se cultivan cebollas, sandías, melones, y desde hace dos años también calabaza. Productos que, del mismo modo que el tomillo, también se venden y se manipulan. Precisamente, este año las exportaciones en frutas tempranas de melones y sandias han aumentado. Así lo expresa su presidente: “Exportamos el 40 por ciento de melones, sandias y este año además, calabaza”.

Invernadero tomillo 2

PREMIO GRAN SELECCIÓN

En 2015 esta cooperativa recibió el premio “Gran selección 2015”; un reconocimiento que dos años después de su entrega, continúa muy presente entre los socios de la cooperativa, pues tal y como manifiesta su presidente, “es un premio que alaba la labor diaria que realizan todos los socios de la cooperativa”. “Nosotros a día de hoy intentamos hacer nuestro trabajo lo mejor posible y que te lo reconozcan es muy gratificante, ya que aunque económicamente no esté remunerado, emocionalmente es muy importante para todas las personas que trabajan con nosotros, desde la junta rectora hasta los agricultores, los técnicos, toda la plantilla que conforma esta cooperativa".

EL CULTIVO DE PLANTAS AROMÁTICAS EN CASTILLA-LA MANCHA

En los últimos años, la demanda de plantas aromáticas y productos derivados de ellas, ha experimentado un incremento constante. Según datos oficiales de 2016, Guadalajara es la provincia líder en este tipo de cultivos, seguida de Albacete, cuya superficie declarada aumentó el pasado año un 61,63%. Por su parte, le sigue la provincia de Cuenca, mientras que Ciudad Real y Toledo, son las regiones con menor superficie de plantas aromáticas. No obstante, la producción de este tipo de cultivo ha aumentado en toda la provincia respecto a años anteriores.

FUENTE: Jacinto Tello, responsable del Área de Medio Ambiente de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha.

Se cuenta una anécdota de una persona que quiso acostumbrarse a no comer. Y ¿qué paso?, pues que cuando casi estaba acostumbrado, se murió. Esta anécdota, que no tiene ninguna gracia, puede ser el reflejo de lo que viene siendo la gestión del trasvase Tajo-Segura y los embalses de cabecera durante toda su historia.

En febrero de 2017 se ha cumplido el 50º aniversario del trasvase Tajo-Segura. Este trasvase ha sido históricamente una fuente de desavenencias entre Castilla-La Mancha y el Levante español. Durante estos años, su actividad no se ha detenido, excepto en este año, cuando la capacidad de los embalses de cabecera están por debajo de los 400 Hm cúbicos, límite por debajo del cual no se puede trasvasar.

A esta circunstancia se tiene que añadir la aprobación de los pozos de sequía en la localidad de Hellín, presuntamente para consumo humano. De este modo, son varios los frentes que sobre el agua tiene abiertos nuestra Región.

Son muchas las ocasiones en las que Castilla-La Mancha se ha visto obligada a manifestar su desacuerdo sobre la gestión del trasvase Tajo-Segura. No hay más que mirar cómo está la cuenca cedente, la del Tajo, para comprender que no hay más margen de maniobra y que el estado de la cabecera del río lleva a hacer una reflexión inmediata sobre el futuro del trasvase, ya que la gestión del pasado ha resultado muy lesiva para los intereses de Castilla-La Mancha.

El hecho de que se justifique la necesidad de agua de la cuenca receptora no empaña el hecho del estado de necesidad hídrica que tiene nuestra Región. Si estudiamos los datos de la evolución de nuestro cultivo prioritario, el viñedo, podemos observar que según los datos de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha en los últimos 15 años se han modernizado 355.316 hectáreas de viñedo a nivel nacional, de los que 174.574 hectáreas pertenecen a Castilla-La Mancha.

Estas necesidades hídricas irán en aumento en la medida en que se siga aumentando la superficie de regadío en nuestra Región que, hoy en día, es prácticamente imprescindible para poder obtener rentabilidad de las explotaciones agrarias.

El sentido común indica que no es lo más correcto atender necesidades lejanas cuando hay otras más cercanas que deben ser atendidas. Además, en la cuenca receptora existen infraestructuras infrautilizadas que son una alternativa real al trasvase y que sin embargo no se usan.

Situación de los embalses

Por reflejar la situación en cifras concretas, comunicadas por la Consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez y el Director Gerente de Aguas de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, los recursos hídricos de la cabecera del Tajo se encuentra en los niveles más bajos en 22 años, situándose en 239 Hm cúbicos, lo que representa el 9,75 % de su capacidad, 200 Hm cúbicos menos que hace un año. La situación se ha definido como “dramática”, y no es para menos.

El problema al que nos enfrentamos es que no hay previsiones de lluvia a corto o medio plazo y si seguimos con este ciclo seco que comenzó hace tres años se va a volver a resentir nuestra producción agraria de manera considerable.

Tómese como referencia, y a la espera de los datos definitivos de producción de la vendimia 2017, que se espera que la media de la merma de producción de uva respecto al año 2016 sea aproximadamente de un 30%. También en los cultivos herbáceos se ha notado significativamente el efecto de la sequía, publicando órdenes excepcionales en las que se adaptaban las condiciones exigidas para percibir determinadas ayudas, como la producción ecológica en cultivos herbáceos, eximiendo de justificar la producción que en muchos casos ni siquiera se ha llegado a producir y muchos productores se han visto obligados a realizar un abono en verde o un aprovechamiento para alimentación animal antes de la cosecha.

También por la circunstancia de la escasez de lluvia se ha ampliado la prohibición de las quemas de restos y la utilización de maquinaria y equipos en los montes en cuyo funcionamiento se genere deflagración, chispas o descargas eléctricas, dadas las excepcionales condiciones de escasez de humedad y altas temperaturas hasta el 15 de octubre. Este hecho ha retrasado temporalmente la explotación de los pozos de sequía habilitados en Hellín por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura, ya que no están permitidas actividades que puedan suponer un peligro de incendio por generación de fuentes de calor en espacios forestales, como son los generadores de energía y obras en estas zonas, a no ser que exista una franja de seguridad de 400 metros hasta estos espacios.

Resulta curioso observar cómo se aceleran los trámites por parte de la Confederación Hidrográfica para desviar recursos a Alicante y Murcia desde Albacete cuando en localidades muy cercanas de Castilla-La Mancha, como en Ontur, se han denegado volúmenes de agua para regadío alegando la situación excepcional de escasez de recursos. Parece que ser que la igualdad de trato es más “igual” para unas regiones que para otras.

Gráfico

Rentabilidades

Uno de los argumentos utilizados habitualmente por quienes defienden el trasvase es la rentabilidad del mismo. Nos tenemos que preguntar dos cosas: para quién es rentable y si realmente esa rentabilidad es real.

Desde luego, si para alguien es rentable está claro que no es para Castilla-La Mancha, sino para los usuarios de la cuenca receptora. La rentabilidad para el Levante español es muy elevada. Este es un hecho obvio, claro y no requiere mucha explicación.

Otra cosa es que se quiera argumentar la conveniencia del trasvase por la supuesta rentabilidad basada en el interés general. Respecto a la rentabilidad en sí, el profesor de Economía Aplicada de la UNED Enrique San Martín afirma que no se ha calculado realmente lo que está costando realmente el trasvase, sino que sólo se consideran los beneficios del agua en la cuenca receptora. Evidentemente, la rentabilidad así es muy elevada.

Si consideramos el coste de oportunidad del uso de ese agua en la cabecera del Tajo, así como los beneficios directos que se podrán obtener por el uso de la misma, el deterioro medioambiental del propio río y los efectos socioeconómicos devastadores sobre los pueblos ribereños, veríamos cómo el trasvase carece completamente de una rentabilidad real.

¿Qué pasa con las desaladoras?

Hablando de rentabilidades, cabe preguntarse porqué muchas de las desaladoras que se construyeron en los años 2000 no están funcionando al ritmo para el que fueron diseñadas. Lógicamente, todo tiene su coste, por lo que si el coste de la desalación del agua del mar es el que es, pero es un recurso que tienes en el lugar donde se ubica tu actividad, hay que pagarlo. Lógicamente, el agua del trasvase es más barata, pero no para los que ceden el agua.

Cabe hacer otra reflexión sobre los miles de millones de euros que se han invertido en construir una infraestructura desaladora que está infrautilizada. ¿No habría también que tener en cuenta este aspecto para poder valorar la rentabilidad de utilizar el agua del trasvase en lugar de la producida en las desaladoras?

El agua es un factor de producción más y tiene el coste que tiene. Si en determinadas zonas esos costes están por encima de lo que los productores están dispuestos a pagar, ya que quieren obtener rentabilidades más altas, habrá llegado el momento de plantearse si esa actividad es viable en esa zona o si les compensa desarrollarla. Lo que no es de recibió es abaratar los costes de un input como el agua a base de desbaratar las posibilidades de desarrollo de otra zona, que no tiene ninguna alternativa de actividad y se encuentran muy limitada en recursos y actividades productivas.

Esta situación refuerza la idea de que la planificación hidrológica de España necesita estudiarse con detenimiento, minuciosamente, valorando y sopesando las actuaciones y sus posibles consecuencias. Si se hiciera de otro modo nos podríamos encontrar con lo que ya nos hemos encontrado en otras ocasiones: desigualdades entre territorios, favoritismos que responden a intereses políticos y personales en lugar de guiarse por los beneficios para la población, inversiones mal planteadas y posteriormente infrautilizadas, etc.

imagen sin titulo

Estado del Tajo

No hay que olvidar que el río cedente también tiene una problemática muy importante; su propio estado.

En febrero de 2016 se recibió una visita del Parlamento Europeo para valorar el estado del Río Tajo. Entre otras conclusiones, se encontraba la obligación de atender a las necesidades del caudal del propio río. Varios expertos coincidieron en que las necesidades del propio río no habían sido atendidas convenientemente y que debería revisarse estos aspectos en los futuros planes, ya que en los que ha habido hasta ahora no se ha realizado de manera correcta.

También se insistía en que el caudal ecológico del río debía ser respetado y suficiente para garantizar el buen estado del río y permitir un grado de dilución suficiente de las aguas residuales depuradas. Este caudal ecológico debería ser suficiente para lograr una conservación favorable del estado de los hábitats naturales y especies de los lugares de la Red Natura 2000 que dependen del estado del agua.

Lo expuesto confirma que la falta de agua en la cabecera afecta también al resto de tramos y es necesario asegurar ese caudal ecológico. De no ser así, muchas otras zonas, con riquezas naturales, se verán perjudicadas por la incorrecta gestión de la cuenca.

Por último, también se exponía la necesidad de utilizar las desalinizadoras pagadas con fondos europeos para suministrar agua a las zonas que la necesiten y contar con un sistema adecuado para determinar el precio del agua, hecho que facilitará más adelante la protección del medio ambiente.

Estudios de uso de agua. Destinos

Llama la atención que en una zona tan seca como el Levante español, especialmente la región de Murcia, hayan proliferado instalaciones tan consumidoras de agua como los campos de golf. Seguramente esa actividad revertirá múltiples beneficios a unos pocos, pero los recursos que se utilizan para su mantenimiento no justifican ni mucho menos el gasto ingente de agua que se necesita para mantener dichas instalaciones.

Es necesario un exhaustivo inventario de los usos del agua trasvasada y una justificación previa a cualquier trasvase muy por encima de las exigencias actuales y siempre priorizando las necesidades de la cuenca cedente, que hasta ahora no está siendo tenida en cuenta en absoluto.

Además, una vez que se produce, hay que controlar todos los destinos de lada litro de agua y confirmar que se usan de manera adecuada y para los fines comunicados.

gobierno aprobado trasvase hectometros cubicos EDIIMA20150803 0116 4

Algo más que una cuestión semántica

Definición de la Real Academia de la Lengua Española de “esquilmar”: Menoscabar, agotar una fuente de riqueza sacando de ella mayor provecho que el debido.

El fin de semana del 30 de septiembre, con los embalses de cabecera por debajo del 10%, con bastante menos agua que 400 Hm cúbicos, límite bajo el cual no se puede trasvasar, asistimos a un nuevo episodio inaudito, en el que se produjo un nuevo trasvase, a pesar de la situación descrita, con el visto bueno del MAPAMA. La justificación es que es una cesión de derechos de los regantes de Estremera, en Madrid, pero el hecho sigue teniendo muchos visos de ser completamente ilegal. A raíz de esto, las declaraciones del consejero del agua de Murcia no dejan lugar a dudas: “Estamos exprimiendo el limón al máximo, intentando captar recursos de donde se pueda”. Pues sí, desgraciadamente es así, y habría que añadir que también se captan de donde no se puede. Y mientras tanto, la cabecera del Tajo se está quedando con la piel seca por exprimir hasta lo inconcebible los pocos recursos que le quedan.

No hay mayor fuente de riqueza y más imprescindible en una zona seca que el agua. Pues bien, según la definición expuesta anteriormente, parece que se está esquilmando en la cabecera del Tajo. No hay que tener miedo a las palabras, hay que utilizarlas apropiadamente, y lo que viene ocurriendo hace tiempo es que se están esquilmando los recursos que allí se encuentran; a eso sí hay que tenerlo miedo, o al menos precaución. Lo más preocupante, si es que algo puede preocupar más, es que la sucesión de diferentes signos políticos por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en sus diferentes terminologías, no han solucionado esta situación, sino que sólo la han favorecido durante toda la vigencia del trasvase.

Esta extracción de la riqueza de una zona de España para trasladarla a otra no se ha visto complementada posteriormente por un retorno, aunque fuera parcial, de dicha riqueza a la zona de origen, sino que todos los beneficios económicos y, por ende, sociales que ha producido esa agua, se ha quedado exclusivamente en la cuenca receptora, y nunca en la cedente.

Comparación Embalse Entrepeñas

Distintas zonas, mismas necesidades

Sabemos que la cuenca del Segura es deficitaria en agua, igual que tantas otras en España. Las necesidades de la población son fundamentales, las que se refieren a consumo humano, por supuesto. En este sentido, no se ha escuchado jamás a ningún representante de Castilla-La Mancha, y no me refiero sólo a políticos, negando el agua para consumo humano a ninguna Región.

Lo que desde Castilla-La Mancha no podemos consentir es que se trasladen los escasos recursos hídricos hacia regiones que desarrollan actividades para las que no tienen recursos y para las que detraen recursos de otras zonas de España tan necesitadas de agua como ellas, sino más incluso, ya que se han dado circunstancias en los que localidades de Castilla-La Mancha veían pasar por delante el agua del trasvase mientras que a ellos se les suministraba agua potable mediante camiones cisternas.

No sólo afecta a la actividad agraria

Cuando halamos de agua trasvasada, sabemos que la mayoría de los usos del destino son agrarios, no de consumo. Sin embargo, en la cabecera del Tajo, hay otras muchas actividades que no se pueden desarrollar por la falta de agua. Hay una infraestructura relacionada con las actividades lúdicas desarrolladas en la zona de la cabecera del Tajo que están bajo mínimos por la imposibilidad de desarrollarlas ante la escasez de agua. Este hecho repercute directamente sobre las posibilidades de desarrollo de la cuenca cedente, impidiendo la creación de actividades en su territorio y, por lo tanto, favoreciendo el despoblamiento progresivo del mismo.

La situación desemboca en último término en la falta de alternativas de supervivencia en los municipios de la cabecera de la cuenca cedente. Es una cadena que afecta a toda la vida rural y también a la natural, afectando a hábitats que sin el agua desaparecerán.

regadíos

Visión de futuro

La situación no se puede solucionar con una visión cortoplacista, de rápidos beneficios sin mirar más allá. En este caso hay que nadar y guardar la ropa; avanzando en soluciones consensuadas que permitan que las diferentes zonas afectadas por la situación se aseguren su supervivencia, y esto no se conseguirá si se prima o favorece constantemente a unas sobre otras, porque esto sólo generará enfrentamiento.

De momento, el clima está tenso, a finales de septiembre fue cesado el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Miguel Antolín, coincidiendo con el trasvase del día 30 de septiembre de 2017, al que el MAPAMA ha dado en denominar como “cesión de derechos entre particulares”.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales al respecto, dada la situación de extrema gravedad por la que están pasando los embalses de cabecera.

Si no actuamos con un mínimo de empatía, colaboración y cooperación, no se encontrará la solución y los límites de lo razonable se rebasarán. Nadie desea que esto ocurra.

Pacto nacional del agua

El acuerdo es fundamental para solucionar de una manera definitiva y duradera la situación del agua a nivel nacional.

La distribución de los recursos dentro del territorio nacional debe ser la manera de favorecer el desarrollo uniforme de cada una de las zonas del país. Este hecho no debe provocar desigualdades ni desequilibrios entre las diferentes zonas.

Si se utilizan los recursos de determinadas localidades para desarrollar actividades en otras, no debemos dejar de lado las necesidades de las primeras, ya que entraríamos en dos situaciones con poco sentido: dejar sin recursos a una población que dispone de ellos y trasladar esos recursos a otras zonas con los costes en infraestructuras y energía que ello requiere, sin garantías de que dicho recurso se use de la manera más eficiente posible.

Ya se están produciendo las primeras reuniones en las Confederaciones Hidrográficas para poder recabar las opiniones de todos los sectores implicados y afectados por la gestión del agua a nivel nacional. Esta información se remitirá posteriormente al MAPAMA para que elabore la normativa sobre el pacto nacional del agua.

Los principales temas a tratar en las reuniones están relacionados con la atención a los déficits, infraestructuras, objetivos medioambientales, planes de gestión de riesgos de inundación y gobernanza.

En Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha estamos comprometidos a defender los intereses de nuestras cooperativas en todos los foros en los que participemos, también en los relacionados con el agua. Es fundamental que las diferentes organizaciones sociales y administraciones regionales trabajemos juntos en el objetivo común de defender los intereses de nuestra región, sin ir contra nadie, pero impidiendo que se pongan obstáculos a nuestro desarrollo, que pasa irremediablemente por la gestión y administración de nuestros recursos, también los naturales. De esta manera conseguiremos que nuestras zonas rurales tengan actividad económica sostenible y permita a la población permanecer en el entorno rural garantizando su mantenimiento y desarrollo. Entre todos lo conseguiremos.

Francisco Fernández Alarcón lleva el cooperativismo en las venas; hijo y nieto de agricultores, comenzó en la actividad agraria a los 17 años ahora ejerce esta profesión junto a su hijo, “venimos del campo y así me siento”. Natural de Socuéllamos, es vicepresidente de la Cooperativa Cristo de la Vega, Bodegas Crisve, desde el año 2012 y vicesecretario del Consejo Rector de Cooperativas desde hace dos años.

Pregunta: ¿Cuál es su labor como vicesecretario del Consejo Rector de Cooperativas?
Respuesta: Por supuesto estar disponible y aportar todo mi conocimiento en el sector, además de asistir a las reuniones necesarias que se celebran y, si se da el caso, sustituir a la secretaria en caso de que esta falte.

P: ¿Cuál es su visión del sector cooperativo en la actualidad?
R: El cooperativismo es bueno de por sí, su estructura e idiosincrasia no aporta más que ventajas; es una forma excelente de defender al sector en cualquier plataforma, en las administraciones, empresas, de cara a la comercialización, al mercado exterior… Estar en una cooperativa significa estar apoyado y protegido.

P: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades del cooperativismo?
R: Sin duda la fortaleza del cooperativismo es la unión, cuantos más mejor, y cuanto más grande, también. Y la debilidad, por desgracia aún, es la mentalidad de desconfianza que a veces existe, que parece que no nos fiamos del otro. Afortunadamente no es algo generalizado, pero sí se da en ocasiones y eso puede llegar a frenar el avance de la cooperativa.

P: ¿En qué cree que debería mejorar el sector?
R: Desde luego todas las cosas en esta vida son mejorables, pero lo esencial en el cooperativismo es el socio, que tenga confianza, que vea que a su bolsillo llega el fruto de su trabajo, lo que también es fundamental para eliminar esa desconfianza de la que antes hablaba. Ahí está la labor principal de las cooperativas, que el socio vea que le llega la parte que le corresponde.

P: ¿Y la labor que cree que desempeña una organización como Cooperativas a favor del sector?
R: Es una labor fundamental. Cooperativas Agro-alimentarias es un referente en el sector, damos información a los socios, ofrecemos asesoramiento a otras cooperativas, servicios muy útiles que muchas cooperativas de por sí no tienen y que si no fuera por esta organización, desaparecerían. Además Cooperativas es la interlocutora frente a las administraciones de los intereses y demandas del sector; es el altavoz.

P: ¿Cree que el futuro del sector está asegurado con las nuevas generaciones, o que es necesario captar más jóvenes y demostrarles que este sector tiene porvenir?
R: Creo que el futuro está asegurado pero, aun así, no debemos confiarnos. No se han de descuidar las nuevas generaciones y hay que seguir trabajando para que los jóvenes vean una oportunidad en este sector. Iniciativas como la que realizó Cooperativas el pasado mes de junio, el Campus de Jóvenes Cooperativistas, son fundamentales para mostrar a los jóvenes qué es este sector y que se puede vivir de él; es preparar a las nuevas generaciones y darles ideas y herramientas para su futuro.

P: Hablemos de su cooperativa, Bodegas Crisve, ¿cómo ha evolucionado la cooperativa en sus más de 60 años de vida?
R: De una forma brillante, siendo la fuerza de la economía rural más grande del pueblo, además de representar un modelo de modernidad, que ha emprendido una serie de mejoras que nos hacen ser referentes en el sector.

P: ¿Qué mejoras ha emprendido la cooperativa?
R: Existe el proyecto de ampliar la embotelladora o hacer una nueva, aún lo estamos valorando. Los beneficios serán muy grandes porque todo lo que se venda con el nuevo valor añadido repercutirá directamente en el agricultor. Trabajar y luchar en esa dirección, la de embotellar tus propios caldos, es el futuro, lo que le da valor añadido al producto.

P: ¿Tiene algún proyecto a corto-medio plazo?
R: Unos descargaderos, unas presas neumáticas y depósitos nuevos de acero inoxidable, todo de la más alta tecnología. Además, hace tres años hicimos también nuevas instalaciones; estamos constantemente mejorando.

P: ¿Cuál es el punto fuerte de la cooperativa, la verdadera razón de su éxito?
R: Sin duda la unión de los agricultores, defender juntos nuestros productos.

P: ¿Y la peculiaridad de sus vinos?
R: Como socio y vicepresidente qué voy a decir, que son muy buenos, que tienen muy buen beber, que son muy adaptables a todos los gustos. Hay pocos sitios en el mundo que no hayan probado nuestros caldos.

P: ¿Cuáles son los datos más relevantes de la cooperativa?
R: Estamos en torno a una producción de los 90 millones de kilos de uva y facturamos alrededor de 28 millones de euros anuales. Exportamos a toda la Unión Europea, tanto graneles como embotellados, y solo embotellados a China, América y África.

P: ¿Cómo ha sido esta campaña de vendimia en Bodegas Crisve?
R: Ha sido una buena cosecha en cuanto a calidad, pero en producción ha sido algo más corta que otros años.

P: La integración de las cooperativas es una asignatura pendiente del sector pero, poco a poco, se van dando importantes pasos, ¿qué cree que hace falta para que las cooperativas se conciencien de la necesidad de la unión?
R: La unión es fundamental, es un paso que es necesario dar porque, en la actualidad, el mercado es cada vez más competitivo, las cosas no son fáciles de hacer y uno sólo aún menos, por eso hay que unirse. La desconfianza de la que hablaba antes es la que no está dejando que la integración vaya más rápido. Afortunadamente creo que al final sucederá, sí o sí, porque las circunstancias nos obligan y los más desconfiados tendrán que aceptar porque es la única solución para seguir existiendo.

P: ¿Cómo ve el futuro del sector cooperativo?
R: Lo veo bien porque no se entiende ninguna actividad dentro del campo que no tenga su cooperativa, que es la referente y la que marca el camino. Al final van a parar todos a la cooperativa, te sientes respaldado, protegido.