Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Entrevista a Esteban García, director del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Castilla-La Mancha (IRIAF)

Esteban García lleva la investigación podríamos decir que en la sangre, tal y como él mismo confiesa, y confía tanto en ella que declara que “me he criado en la investigación y la innovación, me la creo y creo que son la base para encontrar las soluciones a los retos de nuestro futuro próximo”. Natural de Valdepeñas (Ciudad Real), es licenciado en Químicas por la UNED y, tras acabar la carrera, obtuvo una beca en el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias, por la que comenzó a trabajar en la Estación de Viticultura y Enología de Valdepeñas, donde desarrolló los trabajos experimentales que dieron lugar a su tesis doctoral.

Entrevista a Francisco Garrido, vocal del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y presidente de Bodegas Villavid

Francisco Garrido es una cara más que conocida dentro del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias. Forma parte del mismo desde el año 2011 y desde entonces ha sido viceportavoz de Vinos y ahora vocal de la organización. Su decisión de volverse a su pueblo natal, Villarta (Cuenca), cuando después de finalizar Bachiller se marchó a Valencia a trabajar para una multinacional, fue más que acertada, “la ciudad no me cuadró, no me adapté, me vine al pueblo a seguir con la agricultura, que había visto en mi familia desde que nací y ya llevo más de 30 años; jamás me he arrepentido, estoy muy feliz aquí, siguiendo el trabajo de mis padres, que se han dedicado a la viña”.

Para él una de las mayores satisfacciones que da el campo es ser tu propio dueño, “yo soy el que toma las decisiones, soy dueño de mí mismo, de mi propio camino, yo lo voy decidiendo, y eso me llena muchísimo”.

Pregunta: ¿Cuál cree que es el mayor desvelo de un agricultor?
Respuesta: El mayor desvelo que da la agricultura es la venta de los productos, porque eso no depende de uno, no lo puedes manejar, puedes intentar hacer las cosas lo mejor posible, pero dependes de un mercado globalizado que te marca los precios. Haces cosas para hacer marca, para vender mejor, pero nunca eres dueño del mercado. Sin duda la mayor preocupación es la comercialización de los productos.

P: Usted es presidente de Bodegas Villavid, en Villarta, ¿cómo comenzó su vinculación allí?
R: Era socio de la cooperativa desde que tenía 18 años, y presidente desde 2004. Lo que me llevo de estos años es un enriquecimiento personal, que solamente con la actividad agrícola no la hubiese tenido, y la inquietud que tienes de no estar en tu casa, o de no quedarte tranquilo en el sofá, la inquietud de que tu producto se venda bien te lleva a implicarte con la empresa donde llevas el producto, y lo que te lleva también a un enriquecimiento personal importante, que no te daría solo la actividad agraria… Es una universidad, una relación con las personas, con el entorno, que te hace enriquecerte muchísimo, y eso lo pongo por encima de todo. Estoy muy agradecido a los socios y trabajadores de la cooperativa, porque me enseñan muchísimo y me aguantan como presidente (Risas).

P: Hábleme de Bodegas Villavid…
R: Se fundó en 1952, y actualmente tiene unos 250 socios de uva. Además tenemos muchos servicios, porque estas cooperativas, como Bodegas Villavid, ubicada en un pueblo de menos de 1.000 habitantes, es la empresa más importante aquí y ofrece muchos servicios. La actividad, la economía…, aquí gira en torno a la cooperativa. Tenemos sección de carburantes, de crédito, seguros, hacemos la PAC…, todo lo que necesita el agricultor lo hacemos aquí, lo que nos lleva a que seamos una empresa que los socios tienen todos los días en su cabeza, y hay que hacer las cosas bien.
Al tener más secciones, en la cooperativa somos más de 400 socios. Empleados 9, de los que 4 son mujeres.

Elaboramos fundamentalmente vinos a granel y el 3% del volumen total de nuestra producción va a embotellado, aproximadamente unas 300.000 botellas al año. Nuestras marcas más representativas son Villavid y 1952.

Respecto a los datos de la cooperativa, la media de producción anual ronda los 11 millones de kilos de uva.

Además, formamos parte de Vialcon, que defiende y comercializa los orujos y las lías de 12 cooperativas, y a Bodegas BWG, que es cooperativa de segundo grado compuesta por 7 cooperativas de La Manchuela.

P: ¿Cómo llegó a ser vocal del Consejo Rector de Cooperativas?
R: Una cosa te lleva a la otra, cuando te implicas con una cooperativa y te implicas en la organización de esa cooperativa te lleva a pertenecer a grupos cooperativos de mayor rango y a la organización de cooperativas. En la zona de La Manchuela somos muy cooperativistas, nos implicamos con el cooperativismo y con su defensa, y ese es uno de los objetivos fundamentales de Cooperativas Agro-alimentarias.

Formo parte del Consejo Rector de Cooperativas desde hace 8 años y puedo decir que mi enriquecimiento profesional y personal ha sido enorme aquí, por eso estoy muy agradecido a la organización, por aportarme tanto y por permitirme formar parte de ella.

P: ¿Qué papel cree que juega Cooperativas Agro-alimentarias C-LM en la defensa del cooperativismo?
R: Cooperativas, aparte de defender nuestros intereses, analiza las dificultades, las necesidades que tenemos las cooperativas de base, analiza la situación global que tenemos y el entorno en el que nos movemos. Nos da las claves y las herramientas para llegar a estructuras fuertes de comercialización, para llegar a los mercados; nos impulsa a hacer cosas que las cooperativas, por nosotras mismas, no podríamos hacer, como enfocar los mercados, la comercialización, implantar normas de calidad…

Cooperativas aparte de ser una organización representativa es una herramienta muy útil para enfocar los retos del cooperativismo de base.

P: ¿Cuáles cree que son las fortalezas y las debilidades de las cooperativas?
R: Las debilidades están en dos frentes, en primer lugar en los socios agricultores, que muchas veces no tienen la formación suficiente ni la capacitación para llevar empresas tan potentes. Son empresas que manejan una economía social y necesitan de muy buenos profesionales.

El otro frente es la dimensión. Hay muchas cooperativas pequeñas que no tienen profesionales. Son cooperativas con poca base social o poca actividad, muy pequeñas, con trabajadores ya obsoletos, que no han evolucionado o no tienen suficiente capacidad económica para contratar a buenos profesionales. Se junta el poco volumen, que es un defecto muy grande, con la capacidad económica para contratar nuevos profesionales, y eso es un lastre; esas cooperativas no tienen viabilidad.

Respecto a las fortalezas, he de decir que las cooperativas muchas veces no nos creemos el potencial que tenemos, y es que este es muy grande, que nos permite hacer grandes cosas, grandes inversiones. Tenemos los productos y materias primas que manejamos nosotros, que podemos decidir nosotros, cuándo, cómo lo queremos, y eso es una fortaleza muy grande que otros no tienen.
Además, estamos ubicadas en los pueblos, los socios en la mayoría de los casos viven en el pueblo, y eso nos da grandes oportunidades para que la cooperativa desarrolle actividad en su municipio, para revitalizar la zona.

P: ¿Qué le parece la incorporación de los jóvenes a la agricultura?
R: Los jóvenes lo tienen difícil fundamentalmente a la hora de comprar o arrendar terrenos; si no les viene de familia, es muy difícil, porque hace falta un importante patrimonio si un joven dice “quiero ser agricultor, o granjero”, y no tienes las tierras. Hay que invertir en maquinaria, instalaciones, naves… Esta es la parte difícil. La parte fácil es que si les viene de familia, la cosa viene rodada, solo tienen que seguir con la actividad que empezaron nuestros abuelos, nuestros padres… Las estructuras cooperativas ya están en marcha.

Pero en mi opinión falta una cosa fundamental, y es la educación que se da en las escuelas. Antes nos llevaban nuestros padres al campo a trabajar, hoy en día eso no se hace. Faltan asignaturas, falta formación agraria en las escuelas de Formación Profesional, porque antes nos lo enseñaban en nuestras casas, ahora no. Falta que se les enseñe a podar, a manejar un tractor, una explotación de animales… Cómo van a pensar si les gusta la agricultura si no lo han hecho nunca ni han aprendido cómo se hace.

P: ¿Y la visibilidad de la mujer, cada vez más patente en las cooperativas?
R: Aquí en nuestra cooperativa hemos tenido el 50% de hombres y mujeres, y puedo decir con orgullo que los hombres están en bodega, pero que las mujeres son las que ocupan los puestos de mayor responsabilidad: la gerente, la técnica comercial, la ingeniera agrícola y la encargada de la sección de crédito. Aquí son las mujeres las que ocupan los cargos profesionales más cualificados.

Intentamos que haya más mujeres en el Consejo Rector, pero es difícil, hay mujeres que no quieren estar, o que no pueden, que es peor. Está claro que medios hay, herramientas hay, pero no todas ellas pueden o quieren. No soy partidario de obligar, en este sector hay que querer y poder, por supuesto.

P: En Cooperativas se ha formado la Comisión del Agua, ¿cómo ve esta iniciativa y la problemática en torno al agua, tan de actualidad?
R: Con el cambio climático el agua es aún más necesaria y, sobre todo, en una zona donde nos han dicho tradicionalmente que somos de secano; eso es una idea impuesta que no es cierta y que nos ha lastrado como región. Tenemos que tener derecho al agua, sobre todo los jóvenes. Lamentablemente si queremos mantener actividad y vida en los pueblos, es necesaria el agua, y la actividad agraria, conforme viene el clima, va a sufrir muchísimo, económicamente va a sufrir el mundo rural si estamos sin agua. Son necesarias infraestructuras que den acceso al agua y que permitan desarrollar la agricultura.

Aquí tenemos el valle del Cabriel y el valle del Júcar, y si no tenemos acceso a esas masas de agua, ni subterráneas ni las que pasan por los ríos, lo vamos a tener difícil. Si los valencianos pueden utilizar esta agua, ¿por qué nosotros no? Hay que utilizarla bien, hay que pagarla, de acuerdo, pero tengo que tener derecho a ella, porque eso va a generar una actividad y una rentabilidad.

No es cierto que Castilla-La Mancha haya sido una tierra de secano. Esa idea hay que cambiarla.

Eficiencia Renovable Ingenieros, líderes en ahorro y eficiencia energética

Eficiencia Renovable Ingenieros, dispone de una amplia trayectoria consolidada en el sector de las energías renovables y eficiencia energética, especialmente en proyectos de Biomasa y Energía Solar. Esta empresa, nació en el 2008 coincidiendo con el buen momento del sector solar y que hoy en día, sigue apostando más aún por las energías renovables tanto por su rentabilidad, como por su contribución al Modelo de Desarrollo Sostenible, prestando sus servicios en todo el territorio nacional implicando un aumento de su presencia en las Comunidades de Andalucía, Madrid, Extremadura y especialmente en la Comunidad de Castilla- La Mancha.

Eficiencia Renovable, ha apostado desde sus inicios por este tipo de energías limpias, especializándose en el sector, con una gestión integral de los proyectos además de poder gestionar los servicios post venta de suministro de Biomasa y mantenimiento. Concretamente, unos de los principales servicios que ofrece es la Biomasa, que consiste en la obtención de materia orgánica procedente de árboles, plantas y deshechos de animales transformados en combustible útil para el hombre; o proveniente de la agricultura (olivo, pistachos, almendra, arroz…) de esta manera aumenta la competitividad de sus clientes y a la vez reduce los costes energéticos aprovechando sus ventajas económicas, sociales y medioambientales.

Su misión es ofrecer servicios de calidad en cada uno de sus proyectos y conseguir de esta manera, un alto grado de satisfacción y confianza por parte de sus clientes, destacando una atención personalizada y contando con la ayuda de importantes inversores financieros. Los clientes buscan poder unificar el desarrollo de todo el plan en un único proveedor, por ello, gracias a la diversidad de los servicios que ofrece, pueden dar soporte a los mismos que demanden su asistencia buscando comodidad, calidad, ahorro y servicio con un proyecto de llave en mano.

Los usuarios más conocedores del sector, están más concienciados con el medio ambiente, por ello, busca tanto en su casa como en su actividad profesional una eficiencia energética que cubra sus exigencias.

Con la implantación de instalaciones de Energía Solar, sistemas térmicos de Biomasa y sistemas de Bomba de Calor de alta eficiencia (Aerotermia), aumenta la eficacia energética en nuestras casas e industrias y obtenemos grandes ahorros en energía tanto eléctrica como en combustible.

placas

En España, el sistema energético actual nos lleva a una dependencia energética con consumos elevados de energías no renovables, tales como el carbón, el petróleo…, por ello, nos aleja de ese objetivo que es el “Modelo de Desarrollo Sostenible”, sin embargo: “tenemos potencial, medios y capacidad, para mejorar esta situación como cumplir con los Planes de Ahorro y Eficiencia Energética y acatar los Planes Energéticos desarrollados a nivel Mundial, esto se traduciría en una menor dependencia energética, creación de puestos de empleo, bienestar social, disminución de emisiones de CO2… para poder desarrollar un progreso sostenible”, según ha afirmado el Director Comercial, Fermín Perea a Cooperativas Agroalimentarias. Aunque, poco a poco el sector de las energías renovables, se ha convertido en el motor de muchas economías, incluso en nuestro país, debido a las excepcionales condiciones climatológicas de las que goza España, convirtiéndose en líder mundial de producción eléctrica a través de energías limpias.

Energía solar fotovoltaica

Otro de los servicios que ofrece esta empresa y que hoy en día es uno de los recursos energéticos más demandados es la Energía Solar Fotovoltaica, aprovechando de esta manera el sol como una fuente de energía inagotable que respeta el medio ambiente sin generar ningún tipo de contaminante para el mismo. Sin ir más lejos, cada vez son más las instalaciones de placas solares que se utilizan en industrias y cultivos agroalimentarios para así, ahorrar energía y a su vez, corroborar la fuerte demanda que existe últimamente en toda España.

Un caso de éxito que podríamos destacar realizado por “Eficiencia Renovable Ingenieros” es el caso ejecutado en la Cooperativa de San Julián, ubicada en la Alberca de Záncara, más conocida como Coopaman, una moderna e innovadora empresa dedicada al almacenado, envasado y extracción de aceite esencial de ajo.

COOPAMAN

Según los estudios realizados por Eficiencia Renovable, se ha podido observar que esta cooperativa está obteniendo un ahorro anual del 15,5% y que recuperará la inversión inicial en poco más de seis años obteniendo una alta rentabilidad.

En definitiva, es importante que desde nuestros hogares e industrias seamos conscientes de que tenemos que potenciar mucho más el uso de las energías renovables, ya que con ellas no solo contribuimos a la protección del medio ambiente, sino que ahorraríamos en nuestras facturas mensuales.

Actualmente, Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas que deja claro que su modelo energético se basa en las energías limpias y renovables.

COOPAMAN

Ubicación: Alberca de Záncara (Cuenca)
Fecha de ejecución: marzo de 2019
Potencia: 180 kWp
Precio: 130.000 €
Consumo anual: 1.480.000 kWh  115.000 €
Consumo anual diurno: 645.000 kWh  50.500 € Generación fotovoltaica diurna: 232.866 kWh  17.800 €
Ahorro anual diurno: 35%
Ahorro anual: 15,5 %
Ahorro anual: 17.800 €
Ahorro en 30 años: 710.000 €
Periodo de recuperación de la inversión sin subvención: 6,5 años

 

"Creo que la educación y la formación de las personas es el motor de cambio más potente que existe"

Su vitalidad y “buen rollo” se transmiten por donde va. Ana Olmedo, técnica del Departamento de Formación y Eventos de Cooperativas trabaja con compromiso, profesionalidad y mucha, mucha cercanía. Natural de Pedro Muñoz (Ciudad Real) cuenta que siempre ha estado vinculada con el campo y la agricultura, “varios años de vendimia y aceituna, junto al esfuerzo de mi familia me ayudaron a poder estudiar y licenciarme en Psicopedagogía”. Deportista reconocida “he cosechado éxitos como portera de balonmano y fue extraño para todos que no continuase vinculada al mundo del deporte; pero nunca me he arrepentido, porque creo que la educación y la formación de las personas es el motor de cambio más potente que existe”.

Por Jacinto Tello, responsable Área Medio Ambiente de Cooperativas Agro-alimentarias

¿Quién no ha degustado unas chuletillas de cordero a la brasa de sarmientos de vid? Pues es un aprovechamiento más de un residuo-subproducto de la producción primaria.

Pues bien, ese producto que se vende en las grandes superficies a precio bastante elevado es el que se quema de manera improductiva en nuestros campos todos los inviernos. Imagínense quemar cualquier otro producto del que se puede obtener un beneficio; pues eso se hace habitualmente.

Entendiendo que el objetivo número 7 de los 17 objetivos fijados en la agenda 2030 para un desarrollo sostenible, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2015, se refiere específicamente a “garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”, es paradójico que tantas toneladas de sarmiento se estén desperdiciando en el campo, realizando una quema con el único objetivo de deshacerse de ellos.

El sarmiento no es un material sencillo de manejar. Se trata de la madera del año, las ramas leñosas que albergan las hojas y los frutos y que en el caso de la vid se eliminan todos los años, siguiendo diferentes técnicas, fundamentalmente en los meses de invierno.

La producción de sarmiento de una vid variará en función de la conducción (vaso o espaldera), variedad, edad de la planta, etc., pero podemos considerar que una producción media en función del si se produce en secano o regadío de entre 1 y 1,7 Tm/ha, con aproximadamente el 48% de humedad. Estas cifras son valores medios y dependerán de los factores referidos.

Este material debe ser gestionado de alguna manera, ya que no se puede quedar indefinidamente almacenado en el campo, por cuestiones de espacio, seguridad, fitosanitarias, etc. Por ello, de manera tradicional, se ha venido quemando esta poda en montones, hasta que desaparecían. Esta gestión tiene varios inconvenientes, entre los que se encuentran:
 

 Empleo de medios para gestionar un material que va a ser quemado posteriormente sin ningún beneficio: gastos sin ingresos=pérdidas económicas.
 Limitaciones en el tiempo en cuanto a proceder a la quema. Sólo se puede quemar en época de peligro bajo de incendio.
 Condiciones estrictas de quema para evitar situaciones no deseadas, horarios definidos, ausencia de aire, material anti-incendios, obligación de permanecer en el lugar de quema vigilando el fuego continuamente.
 No en todas las zonas se pueden realizar quemas. En franjas de 400 metros a los espacios forestales hay que pedir autorización específica.

Otras alternativas

No necesariamente debe ser la quema la única forma de gestionar los restos de poda, sino que existe alguna alternativa que en los últimos años ha tomado algo más de fuerza. Se trata del triturado de los restos de poda para su aplicación al terreno. Esta gestión, realizada de manera adecuada, aumenta el nivel de materia orgánica en el suelo, hecho tan necesario en nuestra región, con suelos deficitarios en dicho elemento.

Sin embargo, hay algunos matices a tener en cuenta a la hora de aplicar estos restos al suelo:

 La aplicación de estos restos no es conveniente realizarla todos los años, ya que habitualmente no hay tiempo suficiente para que, en las condiciones de temperatura y humedad de nuestra región, se descompongan lo suficiente para que el suelo pueda admitir otra aplicación en tan reducido tiempo.

 Si se quiere acelerar el efecto, sería necesario aplicar nitrógeno, que sirviera como precursor de la iniciación de la descomposición del material por parte de las bacterias. Este hecho tiene varios inconvenientes, como la limitación de aplicación de nitrógeno en las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias, que en Castilla-La Mancha supone más del 60% de la superficie regional, y los costes que esto supone para el beneficio que se puede esperar de esta gestión. 

En este contexto aparece una empresa, ATHISA, que decide apostar por la gestión y aprovechamiento del sarmiento de la vid. Esta empresa adquiere unas instalaciones situadas en Socuéllamos diseñadas precisamente para este aprovechamiento. La novedad que ha introducido ATHISA mediante su sistema de patentado, es el proceso es la limpieza del sarmiento, retirando impurezas, cuerpos extraños, piedras, alambres, etc. lo que aumenta de manera considerable la calidad del combustible obtenido.

Modelo de gestión

No es sencillo diseñar y llevar a cabo un sistema de recogida de restos de poda de vid. Una de las opciones más viables es que participen de manera más o menos directa las cooperativas agro-alimentarias, ya que son el cauce de comunicación perfecto para llegar al agricultor.

Las opciones que se ofrecen para participar en el sistema difieren y son proporcionales al grado de implicación en los mismos. De este modo, obtendrá más beneficio aquel agricultor que lleve sus sarmientos al punto de acopio más cercano que aquel que solamente los amontone y los deje en el lugar sin quemarlos.

También las empresas de servicios agrarios juegan un papel importante, ya que en muchos casos serán este tipo de empresas quien se encarguen de las recogidas de sarmiento y su traslado a los centros de almacenamiento o acopio.

La calidad de la biomasa

Son muchos los factores que influyen en el comportamiento térmico de la biomasa y por lo tanto en su rendimiento energético, pero uno de los fundamentales es la existencia de cuerpos extraños e impropios, que no sólo hacen bajar de manera considerable el rendimiento energético, sino que además pueden provocar averías importantes en las instalaciones en las que se utilice. Hay que recordar que hoy en día la tecnología permite no sólo la producción de calor, sino también la producción de frío a partir de biomasa, por lo que puede ser una oportunidad para muchas bodegas que necesitan producir frío para sus procesos.

La UE, a través de su extensa normativa medioambiental está restringiendo de manera progresiva aquellas prácticas que no estén acordes con los referidos objetivos del milenio. En este contexto, las Administraciones Públicas están optando en una primera fase por diseñar líneas de ayuda que incentiven a los agricultores a poner a disposición de alguno de los sistemas de gestión su biomasa. Todo apunta a que progresivamente se tenderá a que la gestión de los restos de poda sea obligatoria, pero queda aún algún tiempo para que esto se pueda llevar a cabo en todo el territorio regional.

Conclusiones

Ha llegado la hora de ver muchos de los materiales que ahora desechamos como verdaderos recursos. Habitualmente en la Industria Alimentaria siempre hay algún subproducto procedente de los sistemas de transformación de la materia prima que posteriormente puede ser aprovechado, como el Alpeorujo en el caso de la extracción de aceite o las lías y orujos en el caso de la industria vitivinícola. También en la producción primaria existen estos materiales, como la paja en el cereal o los restos de poda en los cultivos leñosos.

Lógicamente, la tecnología va evolucionando y algunos de los productos considerados residuos ahora pueden ser aprovechados, sacando un rendimiento y siendo considerados como subproductos.

Esta evolución va a continuar y el aprovechamiento de todos los recursos es una obligación, además de moral, de subsistencia. Como es sabido y recordado en las últimas fechas, sólo tenemos un planeta, que nos alberga, nos protege y nos alimenta. Permitamos que las generaciones futuras tengan las mismas oportunidades y dejémosles los medios suficientes para que vivan, al menos, como hemos vivido nosotros.

Etiquetado como:

Medioambiente biomasa