Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Entrevista al Director General de Desarrollo Rural, Juan José Fernández

- De los 919 municipios que componen la región, 642 son menores de 1.000 habitantes y solo 37 tienen más de 10.000. El desarrollo de Castilla-La Mancha no puede entenderse sin el desarrollo real del medio rural.

 - “Se han invertido cien millones de euros en convocatorias para incorporación de jóvenes. Ha sido una cifra histórica, con más de 2.600 personas jóvenes”.

Pedroteño de 48 años. Licenciado en Ciencias Políticas y Máster en Gestión Pública por la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con una amplia trayectoria gerencial. Ha sido alcalde de Pedro Muñoz desde 2011 hasta febrero de 2020. Ahora trabaja para todos los castellanomanchegos desde el Gobierno regional.

P.- La Dirección de “Desarrollo Rural” es como hablar de Castilla-La Mancha en sí… ¿Cuál es el espíritu que se ha marcado implantar tras asumir esta dirección?

De los 919 municipios que componen la región, 642 son menores de 1.000 habitantes y solo 37 tienen más de 10.000. El desarrollo de Castilla-La Mancha no puede entenderse sin el desarrollo real del medio rural.

El medio rural, los pueblos, tienen una serie de recursos endógenos que debemos saber conservar y aprovechar. Recursos culturales, naturales, medioambientales, agrícolas, históricos, patrimoniales... El promover las condiciones para su conservación y su aprovechamiento por la sociedad en su conjunto es desarrollo rural.

P.- Usted es de Pedro Muñoz ¿qué representan para usted los municipios?

Sobre todo en nuestros pueblos viven personas, personas con necesidades, con inquietudes con proyectos de vida que desarrollar con proyectos que de vida que culminar después de una vida de esfuerzo y sacrificio. El conseguir mayor bienestar para esas personas, el mejorar su calidad de vida el que dispongan de una renta suficiente, el que puedan decidir libremente vivir en su pueblo, el que puedan desarrollar su proyecto de vida, en definitiva, en igualdad de condiciones que el resto de personas vivan donde vivan, es el desarrollo rural que queremos para nuestros pueblos.

P.- Usted tiene una larga trayectoria como alcalde ¿Con qué prisma le ha hecho “entender” “resolver” los asuntos de esta dirección general?

Con el de la cercanía. Una de las características principales de la administración local es el ser la más cercana a las personas, las más accesible. Y después de 9 años eso marca la forma de actuar. El ser consciente que detrás de cada expediente hay una persona, y que aunque no siempre podamos tener la solución lo que sí que siempre debemos tener es una respuesta.

P.- ¿Cómo valora la incorporación de jóvenes agricultores en los últimos dos años? ¿Vamos por el buen camino?

Muy positivamente. El resultado ha sido proporcional al esfuerzo inversor que se ha realizado por parte de la Consejería y, por supuesto, fruto del convencimiento personal del propio consejero. Cien millones de euros en convocatorias para incorporación ha sido una cifra histórica y también las de incorporación, con más de 2.600 personas jóvenes. Histórico ha sido además el porcentaje de mujeres incorporadas: más de un 32% en la convocatoria de 2018.

Tal vez se podría impulsar con una fórmula de reforzar quienes parten desde un punto menos ventajoso, facilitando por ejemplo la creación de bancos de tierras y otras iniciativas que incentiven su incorporación.

JOSE JUAN FERNANDEZ ZARCO 2P.- ¿Cuál es la principal medida en materia de regadíos? ¿Qué hace falta en Castilla-La Mancha para, siendo una comunidad con agua, subterránea y no subterránea, el agua se quede aquí?

Hay que apoyar, como hacemos, la modernización de los regadíos existentes para avanzar en el uso sostenible del agua. Bien es cierto que tenemos un porcentaje de riego localizado y por aspersión muy elevado: más del 80% de la superficie útil agrícola y un testimonial 4% de riego a manta. Pero hay que seguir en esa línea ante un recurso cada vez más limitado. También explicar  a todos el uso responsable y eficiente que nuestros agricultores hacen del riego, y como se traduce en riqueza y empleo  para nuestros pueblos.

La mesa regional del agua convocada por el consejero es la mejor herramienta de la que nos podemos dotar para defender los diferentes usos del agua. Contar con un documento de posición común a nivel regional es un objetivo alcanzable y por el que debemos trabajar todos unidos.

P.- La diversificación de la actividad económica en el medio rural, también es uno de los objetivos de la Consejería ¿Qué camino están y deberían seguir las cooperativas para alcanzar esta diversificación?

Siempre he manifestado que las cooperativas tienen que jugar un papel fundamental ante los retos a los que el medio rural se enfrenta. Y siendo consciente que las realidades de cada territorio pueden ser muy diferentes, también hay que destacar que en muchos pueblos la cooperativa es la mayor empresa y en algunos casos casi podríamos decir que la única, por lo que la figura de cooperativas rurales podría suponer que esa diversificación económica llegara a pueblos donde otras empresas no van a fijarse. La prestación de servicios básicos a la población y el explorar otras áreas de negocio debe planteare por las cooperativas como un aliado fundamental para el desarrollo rural de muchas zonas y para ofrecer posibilidades laborales a las personas que  habitan esos pueblos que les permita seguir viviendo en su pueblo, que realmente es lo que les gustaría.

P.- Otro reto de la dirección general es favorecer las estructuras para avanzar en la Igualdad de oportunidades. ¿Qué espera del Estatuto de las Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha?

Mucho. No va a ser un camino fácil, pero va a suponer una oportunidad única para que las mujeres de nuestros pueblos tengan por fin esa visibilidad y ese reconocimiento que nunca han tenido. Si queremos que nuestros pueblos tengan futuro tenemos que hacerlo desde una perspectiva de género que trabaje la igualdad real en todos los ámbitos, pero sobre todo en cuanto a la representación de las mujeres en los consejos rectores de las cooperativas y diferentes organizaciones agrarias.

P.- Igualmente, ¿Cuál es la implicación que debemos tener en esta materia de Igualdad las y los socios de las cooperativas de la región?

En Castilla-La Mancha hay 161.962 personas socias de cooperativas. El 23% mujeres. Pero su representación en los consejos rectores es solo del 8,33%. Incrementar su presencia es de justicia social. Hay que trabajar para revertir esa situación. Así se está haciendo ya desde Cooperativas Agro-Alimentarias, la primera en dar el paso en cumplimiento del Estatuto de las Mujeres Rurales. 

Estoy convencido de que la visión de las mujeres en los órganos rectores los va a enriquecer y van a suponer una visión más amplia de la realidad social de su entorno.

P.- ¿Qué le diría a un “urbanita” para que entendiera los esfuerzos presupuestarios que en conjunto tenemos que hacer todo con destino al medio rural?

El consejero siempre dice una frase que me gusta mucho: “hay que seducir al medio urbano desde el rural”. Sin el rural no es posible el urbano. Y debemos ser conscientes que, se viva donde se viva, debemos tener servicios adecuados para que la población siga queriendo vivir en un pueblo y muchas  de las personas  que viven en las ciudades puedan regresar. Lo hemos visto en la pandemia. El regreso al pueblo ha sido una constante.

Debemos centrar el discurso en la necesidad de seguir manteniendo un medio rural vivo, habitado, que siga generando alimentos, que limpie el aire que se contamina en las grandes ciudades, que recoja el agua que beben y que siga siendo el lugar de sus escapadas cuando la presión les obliga a salir. Y todo eso lo hacemos gratis, nadie paga por venir a respirar aire puro, pero no quiere decir que no tenga un coste, pues ese coste tenemos que socializarlo, por lo positivo que nos aporta a la sociedad en su conjunto y por lo caro que nos saldría perderlo.

P.- Quizás los retos, o más bien el enfoque,  hayan cambiado con la crisis sanitaria del COVID ¿En qué sentido? ¿Qué conclusiones debemos extraer?

La crisis generada por el COVID ha hecho que se vuelva a mirar al medio rural como una forma de vida, otro enfoque del que tal vez no éramos conscientes. Esta será una visión temporal si no somos capaces de ponerlo en valor y ofrecer las condiciones poder convertir nuestros pueblos, en un lugar de residencia más que un lugar de ocio. Debemos procurar que vivir en ellos sea para mucha gente una posibilidad real más que un anhelo. Y para eso trabajamos y para eso es necesario que los habitantes de las ciudades comprendan que hay que seguir invirtiendo en el medio rural.

P.- De todas las crisis hay que hacer una lectura positiva ¿Cuál puede ser en este caso para el sector agroalimentario?

La crisis nos ha mostrado lo esencial de muchos sectores que muchos ni miraba o lo hacían con indiferencia, casi displicencia. El agroalimentario ha sido uno de ellos. Y esa nueva visión, tiene que durar y calar de forma permanente. Era importante antes de la COVID, durante y lo será después. Tal vez la fórmula sería vender más allá del producto. Contar su historia, enseñar lo que hay detrás: un cuidado de medio ambiente, un uso responsable de los recursos, una forma de mantener vivos nuestros pueblos y el trabajo de mucha gente para que ese producto llegue a la tienda. El sector ha estado más que a la altura en estos meses, y la gente no debe olvidarlo.

P.- De cualquier modo, nos dirigimos a una agricultura Verde y a la Biodiversidad. ¿Qué visión tenemos que tener los profesionales del campo y de las empresas agrarias para los próximos 10 años?

Sobre todo ver la oportunidad más que el problema. La UE marca unas directrices que no son ajenas a la sensibilidad de las personas consumidoras, entre otros aspectos, y estos cada vez más aplican esos criterios a la hora de hacer la cesta de la compra. En ese sentido, Castilla-La Mancha cuenta con ventaja. Llevamos muchos años apostando por este modelo de producción de forma clara.

Sin título 3

DE CERCA...

* ¿Cuándo fue la última vez que pensó ‘Tierra trágame’ en lo profesional?

Si lo he pensado ni lo recuerdo. Mi forma de ser me hace más fijarme en qué solución darle al problema.

* ¿Y en su vida personal?

En mi familia hemos padecido intensamente la pandemia, afortunadamente con un desenlace feliz. Durante varias semanas los sentimientos han sido muy fuertes. Comprendo por lo que han pasado muchas otras familias, sobre todo las que han perdido a un ser querido. Por eso, pido por favor que nadie baje la guardia. El virus sigue estando ahí. Seamos todos responsables.

* Su principal arma en una negociación

Escuchar. Quienes se sientan en una mensa a negociar tienen objetivos compartidos e intención de llegar a un acuerdo. Para encontrarlo hay que escuchar a la otra parte.

* Y en el día a día, como es Juan José sin ser director general…

Un vecino de Pedro Muñoz, que disfruta de vivir en un pueblo compartiendo los más momentos posibles con la familia y los amigos y amigas de verdad; que pasea por el pueblo cuando anochece o que, ahora en verano, toma el fresco con la familia.

* A qué dedica el tiempo libre…

Al contacto con la naturaleza, los paseos con la bicicleta o a pie. Soy un poco aprendiz de todo y me gusta el bricolaje en casa. Siempre estoy inventando algo. Y muchas veces, ando por aquí y por allí buscando experiencias e ideas que puedan enriquecerme en mi trabajo.

* Un vicio inconfesable…

Si es inconfesable poco más puedo añadir…,jajajaja. Soy muy normal. Y a estas alturas creo que no voy a cambiar.

* Cuéntenos un recuerdo de su infancia

Ayudaba a mi padre en los rastros de los pueblos que recorríamos, principalmente en Cuenca. Levantarse temprano para ir en el furgón a cualquiera de esos mercados, o incluso a alguna posada a montar el puesto de ropa me ha marcado para bien. Siempre he estado en contacto con la gente de los pueblos, atendiendo el negocio desde muy pequeño. Eso me ha forjado como persona.

* ¿Tendrá vacaciones este verano?

Puede que en agosto aproveche algunos días para estar en el pueblo o como mucho salir con mi familia para disfrutar de lo que tenemos en la región.

* Su libro de cabecera

Hace muchos años leí un libro que me encantó y he releído en varias ocasiones. “Vacas, Cerdos, Guerras y Brujas” de Marvin Harris. Debería ser obligatorio para que todos intentáramos entender que la humanidad es muy diversa y que en esa diversidad cada matiz suele tener su explicación, social, cultural, e incluso ambiental.

* Última película que ha visto.

‘El silencio de la ciudad blanca’ de Belén Rueda, en una plataforma digital. El confinamiento nos ha impedido ir al cine que es algo que intento hacer a menudo.

* Un lugar para perderse y evadirse

No me importa tanto el lugar como la compañía.

* No soporta…

La gente que siempre está de mal humor y tiene entre sus objetivos contagiar a los que se encuentran a su alrededor.