Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200
Niña estornudando.
Niña estornudando.

Con la llegada de la primavera cambia el paisaje, los árboles y plantas comienzan a despertar y florecen, trayendo consigo un aumento de los índices de polen que, en un número importante de personas, supone una etapa de malestar. Ante ello, algunos alimentos pueden ayudarnos a sobrellevarlo mejor.

Una alergia es una reacción del sistema inmunológico del organismo ante un elemento alérgeno y cuya consecuencia es una respuesta del organismo, segregando unas sustancias químicas que provocan los síntomas propios de la alergia.

Entre estos síntomas, generalmente aparecen los siguientes:

• Picor en la piel y los ojos.
• Estornudos o nariz que gotea.
• Tos y picor en la garganta.
• Silbido en el pecho.

Una de las alergias más comunes es la polinosis (alergia al polen), cuyo nivel de prevalencia se sitúa en el 15% en adultos, llegando al 30% en jóvenes.

 
polen

Polen

Alimentos aliados para sobrellevar las alergias. Alimentos ricos en vitamina C

Aunque en el momento en el que notemos algún síntoma que nos induzca a pensar que sufrimos alergias es recomendable acudir al médico, no está de más conocer que algunos alimentos, dado su contenido en vitamina C, pueden ayudarnos a sobrellevarlo mejor.

La vitamina C, conocida también como ácido ascórbico, posee propiedades que refuerzan nuestro sistema inmunológico, además de poseer propiedades antioxidantes, que nos proporcionarán una mayor protección y control de los radicales libres presentes en nuestro organismo, sustancias que influyen en el envejecimiento y alteración celular y precursores de problemas cardiovasculares y neurológicos, entre otros.

De forma natural, la vitamina C se encuentra en alimentos como las frutas (kiwi, naranja, limón, pomelo, fresas, arándanos, frambuesas) y hortalizas (brócoli, pimiento rojo o verde, espárragos, lechuga, calabaza, guisantes).

 
Kiwis
 
Kiwis. 
 
Con el fin de aprovechar al máximo su contenido en vitamina C, a continuación enumeramos una serie de recomendaciones:
 
- A ser posible, consumir los alimentos crudos y sin pelar o cortar o realizando las mínimas operaciones de este tipo, posibles.
- Preparar los alimentos lo más cercano al momento de su consumo.
- En caso de ser cocinados, se recomiendan temperaturas más altas y menos tiempo de cocción, frente a más bajas y cocinados más largos. Ello facilitará que la vitamina no se destruya.
- A ser posible, evitar la preparación de los alimentos sumergidos en agua que no vaya a ser consumida, ya que, al ser una vitamina soluble en agua, tendrá una mayor pérdida. Para ello, se recomienda consumo al vapor.
- Cuando cocinemos con agua, esperar a que rompa a hervir antes de depositar el alimento, utilizando la mejor cantidad posible.
Una alimentación variada y equilibrada, rica en frutas y hortalizas, unido a la buena práctica en la adopción de los consejos que hemos mencionado te ayudará a llevar mejor las alergias primaverales y, en el caso de no sufrirlas, seguir manteniendo un estado óptimo de nutrición.